Ser buen ciudadano, mantener equilibrio con la sociedad, utilizar la tecnología, atender la demanda los trabajadores —quienes deben realizar mayores análisis de datos— son tendencias que marcan el comportamiento del capital humano en el país, según refiere la consultora Mercer tras dar a conocer el estudio “El auge de la empresa social”.

Así, existen tres macro tendencias: el poder del individuo (atender la demanda de los trabajadores) la contribución social de la organización, y el aprovechamiento de la tecnología para un crecimiento sostenible.

En ese sentido, revelaron que en el país “el 97% de los millennials piensan que el éxito empresarial debe medirse en términos en algo más que su desempeño financiero, que está siendo potenciado por un mundo hiperconectado.

En el caso de la contribución social de la organización, las personas confían cada vez más en las empresas para llenar vacíos en temas críticos como la desigualdad de ingresos, la atención médica, diversidad y ciberseguridad para cuidar al mundo a ser más equitativo o justo.

Está claro que la tecnología debe ser aprovechada. En México el 6% de las empresas encuestadas están reestructurando algunas funciones a partir de la utilización de inteligencia artificial y robótica para obtener resultados sin remplazar la actividad humana. Estos avances y las nuevas tecnologías de comunicación están cambiado  fundamentalmente cómo y dónde se hace el trabajo, quién lo hace y cómo influye en la sociedad.