Cerca del 80% de las madres pertenecientes a la generación Y, así como 94% las madres Baby Boomers, prefieren realizar sus compras de alimentos en tiendas físicas, de acuerdo con una encuesta de Tiendeo.mx.

La plataforma de catálogos y ofertas explicó que las diferencias entre las compras de madres millenials y baby boomers son evidentes, ya que las más jóvenes dedican el 46% de su presupuesto a comprar alimentos frescos, mientras las veteranas sólo gastan 39% del gasto familiar en este tipo de productos.

Señaló que el principal producto en las cestas de la compra de las baby boomers son los alimentos congelados, en los que invierten el 23% del presupuesto mensual, frente al 9.0% de las madres millennials.

Expuso que las mujeres nacidas entre 1984 y 1999 destinan 8.0% del presupuesto mensual a la compra de productos ecológicos, mientras que las madres que nacieron entre 1946 y 1964 muestran reticencia a la compra de este tipo de alimentos, en los que sólo gastan 5.0% de su presupuesto.