Los líderes de Canadá, Estados Unidos y México acordaron privilegiar el intercambio de información y coordinación financiera y de inteligencia para evitar prácticas de lavado de dinero, así como el flujo de armas de manera ilegal a territorio mexicano y mercancías indebidas hacia el lado estadounidense.

De esta manera, los mandatarios Stephen Harper, Barack Obama y Enrique Peña Nieto dieron un paso más para reforzar el vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Estados Unidos además creará una ventanilla única que facilitará la realización de trámites para todas aquellas empresas estadounidenses o mexicanas y canadienses que pretendan exportar o importar mercancías a su territorio.

En el marco de la VII Cumbre de América del Norte, los líderes de México, Estados Unidos y Canadá también fincaron los principios comunes para impulsar políticas de acción contra el cambio climático, además de impulsar el intercambio estudiantil entre los tres países, para pasar, por ejemplo, a 100,000 estudiantes mexicanos en Estados Unidos y 50,000 de ese país a territorio mexicano.

Eventualmente, se crearán iniciativas de impulso a las economías de América Central y del Caribe, dado que los gigantes de América del norte también mantienen un creciente comercio con estas economías del hemisferio.

Los tres líderes acordaron además crear un grupo de trabajo trinacional que dé seguimiento al cumplimiento y resultados de estas acciones que se fijaron en la ciudad de Toluca.

Se privilegiará el intercambio de información y la coordinación de autoridades y de procuración de justicia. Reforzar las medidas contra el lavado de dinero, por lo que habrá una mayor integración de los sistemas financieros. Habrá un grupo que dé seguimiento y que estas acciones no se queden como propósitos, que realmente se materialicen cada uno de estos objetivos.

Hay un intenso diálogo y la relación es intensa entre los tres países. Sin duda parte de algo fundamental, que es la confianza y la buena relación que existe entre los que gobernamos los tres países. Esta cumbre nos ha permitido puntualizar los compromisos, cuáles son las tareas. Sin duda, este espacio vino a reafirmar la amistad y buena relación y que nuestro trabajo contribuya a hacer de América del Norte un región más competitiva , dijo el presidente mexicano.

El presidente de Estados Unidos dijo a su vez que el TLCAN se mantiene vigente y posiciona a las tres naciones como una superpotencia mundial que redunda en la generación de un mayor número de empleos en América del Norte.

Tenemos fortalezas juntas que le dan una gran ventaja competitiva a América del Norte. (El TLCAN) nos posiciona como una superpotencia en la economía mundial y por ello se facilitarán los trámites. Habrá una ventanilla única en línea para importar y exportar; se ahorrará tiempo y dinero , dijo Barack Obama.

El TLCAN ha sido una fuente bendita para nuestros países. El comercio se ha cuadriplicado en los últimos 20 años, un crecimiento exponencial que seguiremos viendo por decenios. Queda mucho por hacer y por eso es necesario que volvamos a tener en cuenta cómo podemos aportar al TLCAN, hay que tener en cuenta lo que está sucediendo con el TPP y así aportar. Se vienen oportunidades prometedoras que nos ofrecen un mejor futuro para nuestros pueblos , aseveró a su vez el primer ministro canadiense Stephen Harper.

nlb