En medio de la crisis que atraviesa la venta de autos nuevos en México, la japonesa Suzuki aspira a vender 36,000 vehículos en el país para el 2020, lo que representaría un incremento de 16% en la comercialización con respecto al 2019, sostuvo David Hernández, director comercial del corporativo.

Su apuesta estará basada en la venta de vehículos que tendrán la posibilidad de obtener el holograma doble cero y conseguirlo en una segunda ocasión, y no en sacrificar a los concesionarios con bonos o descuentos.

Modelos como Ignis y Swift, van a potenciar las ventas de la marca en el 2020, pues tienen rendimientos superiores a 20 kilómetros por litro. “El crecimiento de Suzuki estará basado en que se regularice el abasto de estos dos modelos más el crecimiento natural de la marca. Dará que el 2020 el objetivo sea de 36,000 unidades”, afirmó el directivo.

“Suzuki cuenta con 2.4% del mercado, pero este año podría alcanzar 3 por ciento. La foto es gris por el lado de la inseguridad y el costo del crédito, pero hay que encontrar maneras de comercializar”, dijo.

Actualmente, la marca cuenta con 72 agencias, y con ello la mejor relación de vehículos vendidos por distribuidor (433 unidades). Para este año, proyecta abrir entre tres y cinco agencias totalmente nuevas.

[email protected]