En una de sus últimas acciones del 2012, el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto decidió suspender por un año la reducción de aranceles a la importación de 94 productos de 165 del sector textil, vestido y del calzado, dentro de la medida que entraría en vigor ayer y representaba la última fase del proceso de desgravación arancelaria implementada por la administración de Felipe Calderón.

Ante ello, la industria nacional celebró el hecho, luego de que México negocia el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés), en el cual existía el temor de perder elementos de negociación, como es el caso de los aranceles; además de que las importaciones provenientes principalmente de países asiáticos van en ascenso, en detrimento de la planta productiva nacional.

Las industrias del vestido y calzado representan más de 10% del empleo de la industria manufacturera, por lo que el compromiso del freno a la desgravación es que dichos sectores lleven a cabo una reconversión tecnológica para enfrentar la apertura.

La baja arancelaria permitiría que los productos de China, Vietnam, Camboya, Indonesia y Estados Unidos despojaran a los nacionales, argumentó el sector industrial, por lo que implementó un intenso cabildeo con el titular de la Secretaría de Economía, Ildefonso Guajardo, para permitir a los sectores respirar al boom de importaciones de los últimos años.

El lunes pasado, la Secretaría de Economía, a través del Diario Oficial de la Federación, estableció que mercancía como trajes, abrigos, suéteres, pantalones, camisas, ropa interior, ropa de bebé, calcetería, trajes de baño, vestidos, faldas y blancos; además de calzado de piel y cuero de vestir, casual y deportivo; calzado sintético y de tela casual, de vestir, deportivo y sandalias; calzado de tela, mantendrán los aranceles vigentes.

La dependencia expresó mediante un comunicado la conveniencia de ampliar por un año el periodo de ajuste hacia una mayor apertura, con el objeto de contribuir a la consolidación de los planes y modelos productivos de estos sectores, y así permitir avanzar también a su posicionamiento en el mercado interno, acorde con los objetivos trazados por el Ejecutivo federal para la política industrial y comercial de la presente administración.

De acuerdo con la Secretaría de Economía, estas fracciones representan 7% del total de las 1,339 fracciones de los sectores textil, vestido y calzado, así que no será sino a partir del primer día del 2014 cuando estas 94 fracciones alcancen el nivel arancelario programado de 20 por ciento.

En tanto, 71 fracciones arancelarias siguen su trayectoria programada de reducción arancelaria a 20% a partir de ayer, en las cuales se clasifican otros productos del vestido y calzado.

Cabe recordar que, en su última semana de mandato, el gobierno del expresidente Felipe Calderón también puso en vigor un programa para reducir gradualmente hacia el 2017 los aranceles a la importación de 315 productos agropecuarios y de 165 productos del sector químico, con lo que la desgravación abarcó un total de 480 fracciones arancelarias.

Aplazar rebaja de aranceles mejora posición de méxico ante TPP, aducen

Zapateros de Guanajuato aplauden medida

Los industriales del calzado de Guanajuato celebraron el aplazamiento de un año de la rebaja arancelaria a 94 productos (dentro de los que se cuentan diversas variedades de calzado) decretada por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

El gobierno del Presidente y su secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, se mostraron sensibles ante la solicitud y las necesidades de la industria nacional del calzado y han dado señas claras de que trabajarán en favor de los empleos en nuestro país y de que cumplirán con su oferta de insertar a México en la economía mundial, pero en condiciones de competencia efectiva , refirió la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG), encabezada por Ysmael López García.

La medida que se anunció pondrá a nuestro país en una mejor posición para negociar las condiciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés), sobre todo con Vietnam y Malasia, porque estará en juego un arancel mayor para las importaciones originarias de esos países. La Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato seguirá alerta y no permitirá que nuestros empleos y nuestras fuentes de trabajo sean exportados a China, a Vietnam o a ningún otro país , expresó Ysmael López. (Con información de Cutberto Jiménez)