La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) considera que el Programa Nacional de Infraestructura 2007-2012 no se realizará en su totalidad durante la administración y en el mejor de los escenarios llegaría a 80 por ciento.

El representante de los constructores, Eduardo Correa, comentó que el pasado martes revisó con su equipo de trabajo los avances y encontraron que solamente se ha cumplido cerca de 55 por ciento.

En conferencia de prensa, aseguró que durante la reunión que tuvo horas antes con el secretario de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez Jácome, para conocer los proyectos de inversión, no se tocaron temas pendientes como el aeropuerto alterno al de la ciudad de México o Punta Colonet.

Respecto del proceso de licitación del aeropuerto de Riviera Maya, el empresario comentó que tampoco hubo mención y le solicitó que el proceso continuara para que no sucediera como ha pasado en otras ocasiones en las que se ha cancelado la obra.

La petición que le hicimos fue que se falle la obra para generar empleos y la contestación que ofreció es que la están viendo con detenimiento, tratando de fallar y esperan no tener que cancelarla como pasó con la refinería de Tula , agregó.

CRECIMIENTO DE 4.2% EN EL 2011

Durante el primer trimestre del año, el sector de la construcción registró un crecimiento de 4.9%; sin embargo, la tendencia para el primer semestre es negativa. En enero creció 9% y en marzo tan sólo 1.8 por ciento. Al finalizar 2011, la estimación de la cámara es llegar a 4.2% con respecto al año previo y la creación de más de 130,000 empleos.

Esto no quiere decir que vayamos en picada. Estamos viendo un asentamiento temporal del crecimiento de la industria previo a un repunte del segundo semestre por el mayor gasto público. Ya vimos el repunte del sector privado en los primeros meses del año , indicó Arturo Garza, vicepresidente de la CMIC.

Otro factor que ha incidido en la construcción es la disminución de los márgenes de utilidad como resultado de factores diversos, tales como: pago de mano de obra, pago de impuestos, de Seguro Social e incluso de los diferentes sistemas de seguridad que implementa cada empresa.

Lo anterior nos obliga a ser más competitivos. Hoy no podemos hablar de más de 5% (antes era 10%). Hay mayor competencia y de mejor calidad, lo que nos obliga a ser aún más competitivos en un entorno de márgenes de utilidad más reducidos , aseguró Eduardo Correa.

[email protected]