Los medios de comunicación masiva y las empresas que ofrecen actividades culturales y recreativas son quienes registraron el menor crecimiento de ingresos generados en julio del 2018. Pese a que sus ingresos continúan aumentando lo hacen a un ritmo mucho menor que otros rubros del sector servicios.

En el séptimo mes del 2018 los ingresos totales producidos por los periódicos, plataformas informativas en línea, televisoras, casas editoriales y casas productoras crecieron 3.6 por ciento. Mientras el total generado por museos privados, exhibiciones de arte, espectáculos artísticos, parques de diversiones y acuáticos incrementó 2.0 por ciento.

El comportamiento de los ingresos de estas empresas no es tan dinámico como el que presentaron las empresas que ofertan servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes (15.3%), servicios de transporte, correo y almacenamiento (10.4%) o servicios de salud y asistencia social (9.9%), de acuerdo con la Encuesta Mensual de Servicios (EMS) realizada por el Inegi.

Servicios de esparcimiento: shows musicales generan más ingresos que los museos

En el rubro de servicios culturales y de esparcimiento las empresas que presentan el crecimiento de ingresos más significativo son las agencias que coordinan o representan a artistas musicales, teatrales o deportistas, cuyos ingresos son 46.6% mayores en julio del 2018 en relación con el mismo mes del 2017.

Los parques de diversiones privados y las casas de juegos electrónicos también aumentaron sus ingresos de manera importante (24.7% y 12.4% respectivamente).

Las actividades culturales de capital privado son las que presentan un menor crecimiento de ingresos. Los museos aumentaron sus ingresos 12.2%, los jardines botánicos y zoológicos (9.0%) y las agencias promotoras de espectáculos de arte, danza, teatro, canto o deporte (2.0 por ciento).

Servicios informativos: editoriales y televisoras dan aire a los medios de comunicación 

Pese a que el crecimiento de ingresos totales registrado para el conjunto de medios de comunicación masiva no es muy significativo, se mantuvo en terreno positivo gracias al comportamiento de medios televisivos y editoriales.

Las empresas cuyo comportamiento fue el mejor registrado en el rubro de medios de información fueron las dedicadas a la edición e impresión de libros; sus ingresos crecieron 31.5% en julio del 2018 respecto del mismo mes del año previo.

Otras empresas que también generaron ingresos mucho mayores en este julio que en el del 2017 fueron las de transmisión de programas en televisión (23.6%), procesamiento electrónico de información y contratación de paquetes turísticos (11.5%), la exhibición de películas y filmes (11.3%), la distribución de películas o filmes en tiendas (11.3%), transmisión de programas de radio (8.1%), la edición e impresión de revistas y otras publicaciones periódicamente (7.1%), producción para programas de televisión (3.9%), operadores de telecomunicaciones alámbricas (2.5%) y producción de videoclips y spots (0.9 por ciento).

Información electrónica presiona a la baja

Para el rubro de medios de comunicación, las empresas que registraron caídas en sus ingresos totales en julio del 2018 en relación julio del 2017 fueron especialmente las plataformas de información electrónicas.

La caída más pronunciada fue en los ingresos de los servicios de edición y difusión de contenido exclusivamente a través de internet y servicios de búsqueda (51.4 por ciento). Otros decrecimientos importantes se registraron en los servicios de postproducción de la industria fílmica (30.9%), la producción de películas (30.0%), edición e impresión de materiales informativos (19.5%), producción de programación de canales para tv por cable (12.8%), edición y producción de software (11.2%), operadoras de telecomunicaciones inalámbricas (1.1%) y la edición e impresión de periódicos cayó también 0.5 por ciento.

Aunado a esto, el comercio al por menor de libros, revistas y periódicos cayó por segunda vez consecutiva en el séptimo mes del año. En junio la caída fue de 6.1% y en julio de 0.5 por ciento.

Pese a que la caída en las ventas al consumidor es menos pronunciada que en junio, continúa en terreno negativo. Esta situación implica que en este par de meses del 2018 se han comprado menos periódicos, revistas y libros que el año pasado.

[email protected]