El titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) del estado, Tonatiuh Salinas Muñoz, expresó que se requiere de competitividad en las industrias locales para poder enfrentar otros mercados como Brasil en el tema automotriz.

Luego de que autoridades federales se reunieran con funcionarios de aquel país para analizar el estado que guarda el Acuerdo de Complementación Económica Número 55 (ACE 55), el cual desde su entrada en vigor en el 2003 ha permitido un comercio bilateral automotriz entre estos países.

A final de cuentas el juego económico se llama competitividad independientemente de los tratados o no. Lo que necesitamos para enfrentar a los brasileños, chinos, estadounidenses y canadienses son acuerdos y competitividad , dijo el Secretario de Desarrollo Sustentable.

Comentó que Brasil se vuelve un país altamente competitivo y cuanta con desarrollo importante en su mercado por lo que tendrán que ser muy cuidadosos en entender como se va a mantener ese balance, dado que los brasileños quieren exportar a México y los mexicanos debemos de estar preparados para exportar a Brasil . Una solución podría ser encontrar algo que complemente a ambas industrias, es decir, en qué es bueno Brasil y en qué pueda apoyar el en desarrollo de la industria automotriz de Querétaro y de México, y viceversa.

Esto manifestó no es una labor sencilla, pero se tendría que hacer a partir de esos principios para no ir en contra de la planta productiva local.

Hace falta realizar ajustes de competitividad en las plantas productivas locales para la apertura con el mercado brasileño, así que se tendrá que dar este acoplamiento para enfrentar una competencia desde la competitividad , expresó.

Déficit comercial

En el periodo 2003-2011, México alcanzó un déficit comercial acumulado con Brasil para los productos cubiertos en el ACE 55 cercano a los 10,000 millones de dólares, según información de la Secretaría de Economía. Hoy Querétaro está exportando a Brasil autopartes, a través de plantas instaladas como TRW.

En el 2011, según la Sedesu, la contribución de la industria automotriz al Producto Interno Bruto (PIB) creció 8.9 por ciento.

[email protected]