La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) invitó a las firmas Berumen y Asociados, BGC Ulises Beltrán y Asociados y Lexia Investigación Cualitativa a participar en una licitación para elegir a quien realice la encuesta anual de vivienda 2021 (cara a cara) y una mensual vía telefónica para conocer, entre otras cosas, “el nivel de confianza, cercanía y respeto” de la población hacia el Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana.

De acuerdo a la convocatoria, el viernes pasado las empresas debieron entregar sus propuestas técnicas y económicas (hasta la tarde de ayer no se había colocado la información referida en el sistema CompraNet), con la finalidad de que el fallo se haga público el 21 de abril.

La dependencia tiene previsto que las encuestas (la anual implica entre 40 y 50 preguntas abiertas y la mensual la misma cantidad, pero con preguntas cerradas) se realicen entre el primero de mayo y el 31 de diciembre próximos. La invitación a las empresas encuestadores ocurre en el tercer año del gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador quien ha encargado diversas actividades adicionales al Ejército, como la construcción de los aeropuertos de Santa Lucía, Tulum, tres tramos del Tren Maya, hospitales, sucursales del Banco del Bienestar o el programa de reforestación Sembrando vida.

Con dichas acciones han limitado, por ejemplo, la participación de empresas constructoras privadas, quienes desde distintos espacios piden oportunidad para trabajar en los proyectos estratégicos del presente sexenio. En un discurso de la semana pasada, el Presidente de México reiteró que las acusaciones que le han hecho sobre la militarización del país carecen de toda lógica y, en su mayoría, de la más elemental buena fe.

Se pide experiencia comprobada

Entre los requisitos a cumplir por las empresas invitadas están: presentar documentación que avale que su personal tiene experiencia en investigaciones, análisis y estudios de pertinencia y efectividad (en los ámbitos público y privado), en el uso de herramientas relacionadas. Además de que demuestre técnicamente que tiene capacidad para realizar los servicios requeridos. Por las características de la licitación, la Sedena no otorgará ningún anticipo a la encuestadora elegida y los pagos se harán luego de que se entreguen avances del trabajo realizado conforme a lo establecido en la convocatoria.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx