Los únicos dos participantes en la licitación de las frecuencias en la banda de 2.5 GHz se mantienen en la contienda hasta julio próximo, cuando el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) determine si entrega a ambos la constancia de participación.

A partir del 1 de junio inició la segunda etapa de la licitación que tiene que ver con la evaluación, dictaminación y emisión de constancias de participación, luego de que ambos atendieron los requerimientos de información que les hizo el Instituto. Alejandro Navarrete, titular de la Unidad de Espectro del IFT, comentó: “Ahora tenemos que revisar integralmente todo lo presentado para ver si cumplen con todos los requisitos para recibir sus constancias de participación”.

Según el calendario de actividades de la licitación, entre el 9 y 13 de julio próximo el IFT entregará las constancias de participación.

Desde ese momento, cuando el IFT entregue las constancias de participación, ningún participante, en caso que los dos actuales continúen, podrá abandonar la licitación sin ser sujetos de hacer efectiva la garantía de seriedad.

Para poder recibir la constancia de participación los interesados deberán obtener la emisión favorable del dictamen técnico-jurídico: en éste se evaluará el cumplimiento de las disposiciones y requisitos legales. En el proceso únicamente hay dos de los cinco interesados que presentaron Manifestación de Interés (MDI) al Instituto; de los cuales había cuatro personas morales y un consorcio.

El consorcio que presentó MDI fue Altán, encargado en desplegar y operar la Red Compartida; sin embargo, al final decidió no participar, aún cuando en el 2016 y por petición de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el pleno del IFT, decidió posponer la licitación de la banda 2.5 Ghz para permitir que el ganador de la red pudiera participar en dicho proceso.

Con el espectro que se está licitando se podrán ofrecer servicios de cuarta y hasta de quinta generación (5G) de telefonía móvil, que permiten a los usuarios contar con mayores tasas de descarga de datos y acceder a soluciones de Internet de las Cosas de baja latencia, es decir, con poca demora en la recepción de datos. A pesar de ello, Telcel no participa en la licitación. La telefónica acusó que el diseño de las bases de licitación de la banda de 2.5 GHz, que lleva a cabo el IFT desincentivó una mayor participación en el proceso. Según el diseño de la licitación, Telcel sí podría participar en la licitación de frecuencias de la banda de 2.5 GHz, aunque su participación estaría sujeta a no rebasar los topes en la acumulación de espectro que definió el IFT.

IDET acusa de trabas administrativas

Piden facilitar despliegue de infraestructura para telecom

A efecto de facilitar el rápido despliegue de redes, las empresas del sector de telecomunicaciones deben contar con un marco regulatorio que les permita realizar las obras civiles correspondientes para el despliegue de infraestructura en el menor tiempo posible y bajo reglas claras, advirtió el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET).

El IDET, que preside Gerardo Soria, destacó que México se encuentra aún muy lejos de contar con la infraestructura necesaria para permitir que hoy todos los mexicanos o la gran mayoría de ellos tenga acceso a servicios de telecomunicaciones modernos.

“Desafortunadamente los desarrolladores de infraestructura para telecomunicaciones se encuentran cotidianamente con regulaciones y procedimientos administrativos diferentes por cada municipio y unas autoridades locales poco preparadas para administrar sus atribuciones”, denunció. Dio como referencia que, según un estudio del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) del 2016 sobre las regulaciones existentes en más de 15 municipios en seis entidades del país para la instalación de infraestructura en telecomunicaciones, en el ámbito local hay 17 trámites necesarios para permitir la construcción de este tipo de infraestructura.

Además, los trámites varían de formato, tiempos de respuesta e incluso de oficina tramitadora por cada municipio. En casi todos los municipios investigados las autoridades locales carecen de conocimientos básicos de su competencia en la materia.

Explicó que esta situación hace que las empresas desarrolladoras de infraestructura pierdan tiempo en aclarar la reglamentación que deben cumplir para obras tan elementales como abrir una zanja o colocar un poste.

Además, la opacidad en las reglas y la discrecionalidad en su aplicación abre la puerta al uso de permisos y licencias como herramienta para propiciar actos de corrupción y, en general, ralentizar las actividades de expansión de infraestructura en el país.

Por ello, el Idet le pidió al IFT continuar analizando a profundidad las causas que inhiben un mayor crecimiento de infraestructura de telecomunicaciones en las distintas entidades federativas y municipios del país, al tiempo de iniciar también los procedimientos formales de investigación a que haya lugar para determinar y eliminar las posibles barreras a la competencia y la libre concurrencia en México. Recientemente, Gabriel Contreras, comisionado presidente del IFT, acusó que los municipios ponen barreras para el despliegue de redes de telecomunicaciones.

cjescalona@eleconomista.com.mx