Los salarios contractuales reales cayeron en cinco entidades federativas de las 32 que tiene el país. El salario contractual refiere al monto que perciben los trabajadores sindicalizados o que están bajo un contrato colectivo. La caída salarial más pronunciada fue de 1.84% en Guerrero, esta cifra se ubicó 1.15 puntos porcentuales por debajo de la variación salarial nacional que fue positiva (0.69 por ciento).

Los salarios contractuales en términos reales también cayeron de manera importante en Baja California, hilando dos meses consecutivos en números rojos. La disminución salarial fue de 1.50% en julio del 2018 y se profundizó a 1.52% en agosto de este año. Se registraron además 135 trabajadores involucrados en revisiones salariales (aumento o disminución de salario de un grupo) bajo las autoridades federales.

En la capital del país se registró una caída de los salarios de trabajadores contratados colectivamente, en términos reales fue de 0.37% en agosto del 2018 y en la Jurisdicción Federal se registraron 5,055 trabajadores fueron sometidos a revisión salarial en este mes. El comportamiento de la Ciudad de México ha sido intermitente durante el año, de enero a agosto apenas se ha logrado un incremento salarial de 0.06 por ciento.

En Oaxaca cayeron los salarios contractuales reales por primera vez, después de cuatro meses de incrementos, en agosto hubo un descenso de 0.36 por ciento. Fueron 501 los trabajadores a quienes se les incrementó o disminuyó el salario, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS).

Ligando dos meses con caídas salariales para trabajadores sindicalizados, Jalisco es la quinta entidad en la que el salario disminuyó en términos reales. En julio la caída fue de 0.48% y en agosto de 0.33%, ligeramente menos pronunciada. De acuerdo con cifras de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) se registraron 3,176 trabajadores involucrados en procesos de revisión salarial durante el octavo mes del 2018.

Incremento por encima de la media nacional en poco más de la mitad del país

En 18 de 32 entidades del país el salario percibido por los trabajadores de contrato colectivo aumentó por encima de la cifra nacional (0.69 por ciento). El incremento salarial en términos reales más importante se presentó en Michoacán (4.54%) y fue mayor en 3.86 puntos porcentuales que la cifra nacional.

Michoacán registró además un crecimiento salarial de 1.30% en los primeros ocho meses del 2018 impulsado por variaciones positivas en todos los meses. Las revisiones salariales identificadas en la Jurisdicción Federal en agosto de este año involucraron a 1,115 trabajadores.

Durante agosto del 2018 se aumentó o disminuyó el sueldo a 347 trabajadores en Querétaro y los salarios percibidos por empleados sindicalizados os aumentaron 3.18% en este mes, hilando junto con julio (2.62%) dos meses con cifras positivas.

El tercer incremento salarial más importante en términos reales se registró en Colima. El salario contractual incrementó 2.91% en agosto y se involucraron a 991 trabajadores de contrato colectivo en revisiones salariales. Durante el año, el comportamiento de los salarios contractuales ha sido positivo, de enero a agosto creció 1.93 por ciento.

Otros incrementos salariales por encima de la cifra nacional se presentaron en Durango (2.68%), Baja California Sur (2.62%), Quintana Roo (2.04%), Coahuila (2.04%), Tabasco (1.94%), Nuevo León (1.34%), Hidalgo (1.18%), Estado de México (1.03%), Zacatecas (0.95%), Aguascalientes (0.95%), Puebla (0.86%), Yucatán (0.85%), Morelos (0.83%), Veracruz (0.75%) y Guanajuato (0.75 por ciento).

Sector privado aumenta salarios

Las empresas que registraron mejores resultados en materia salarial fueron las de capital privado en lo que va del 2018. De enero a agosto, el salario de los trabajadores contratados colectivamente aumentó 0.70% en términos reales.

El sector privado registró un incremento de salarios contractuales de 0.59% en agosto del 2018, se tuvieron 722 procesos registrados de revisión salarial y al menos 101,115 trabajadores se involucraron en estas revisiones bajo las autoridades federales.

Mientras tanto el sector público ligó 21 meses consecutivos presentando caídas de los salarios de trabajadores sindicalizados. De enero a agosto de este año en términos reales el decrecimiento salarial fue de 1.36 por ciento. Sólo en el octavo mes del año el salario contractual cayó 1.45% y sólo se efectuaron 2 revisiones salariales que involucraron a 484 trabajadores para aumento o disminución de salario.

 

[email protected]