Los cinco comisionados de la Comisión Federal de Competencia (CFC), así como la totalidad de los mandos superiores del equipo técnico del órgano regulador, alertaron a los diputados que, aprobar la minuta de adecuaciones a la Ley Federal de Competencia Económica, promovida por el exsenador y ahora presidente de la mesa directiva en San Lázaro, Francisco Arroyo , representaría un grave retroceso en la consolidación de la política de competencia del país.

En una misiva dirigida a la Cámara de Diputados, el pleno del órgano antimonopolios establece que las decisiones de la CFC ya no serían las de un cuerpo colegiado, sino que recaerían en un Comisionado ponente, lo cual rompería con el equilibrio de poderes al interior de la Comisión.

La minuta eliminaría la división entre las funciones de investigación e instrucción, por un lado, y las de decisión al interior de la CFC, por el otro, y en lugar de ella asignaría la responsabilidad completa de los casos al Comisionado ponente , sentenció en el documento.

Como resultado de prescindir de dicha división, explicó la CFC, se eliminarían los contrapesos internos dentro de la comisión, pues se introducirían facultades más extensas y discresionales para determinar el curso de una investigación para el Comisionado ponente.

Asimismo, dijo, las reformas desvían a México de las mejores prácticas internacionales, donde prevalece un arreglo institucional caracterizado por una clara separación entre las áreas encargadas de la investigación y el análisis de los casos y aquellas responsables de tomar las decisiones.

La contrareforma, considera la modificación al artículo 24 bis, de la Ley Federal de Competencia Económica dice: Se adoptará el sistema de ponencias, el cual consiste en que un comisionado ponente elaborará el proyecto de resolución respectivo y lo someta al pleno para su aprobación o modificación.

Asimismo, las áreas técnicas tendrían que responder simultáneamente al Secretario Ejecutivo y a cuatro comisionados ponentes, cada uno de ellos a cargo de diversos casos, sin posibilidad de dirimir prioridades, criterios o asignación de recursos, añadió.

Eduardo Pérez Motta, presidente de la CFC, y sus cuatro comisionados, Luis Ibarra, Miguel Flores, Cristina Massa y Rodrigo Morales, así como el secretario ejecutivo, Alí Haddou, pidieron a la Comisión de Economía, que encabeza Mario Sánchez Ruiz, proteger la seguridad jurídica en los procesos del derecho de la competencia y del balance institucional al interior del órgano regulador.

La minuta que modifica radicalmente el funcionamiento institucional de la CFC fue aprobada por el Senado en la Legislatura pasada, en la última semana del proceso.

[email protected]