La licitación para la primera línea de transmisión de alta tensión del Istmo de Tehuantepec al centro del país se ha retrasado por aspectos financieros y técnicos que siguen en consulta, pero esperan sacar la convocatoria final y tener a un ganador para la construcción y operación de esta obra antes de que concluya el año, explicó el subsecretario de Electricidad, César Emiliano Hernández Ochoa.

El objetivo marcado es antes de que acabe el año, yo creo que, si terminamos con la subasta que acabamos de arrancar y con esta línea de transmisión, vamos a tener un balance muy satisfactorio , dijo en entrevista al concluir su participación en el México International Renewable Congress (Mirec).

En el borrador de prebases del concurso se estableció que en febrero estarían listas las bases finales, para que en abril se tuviera al ganador, pero ahora el calendario fue pospuesto. La entrada en operación está fijada para el 2020.

Esta línea de 600 kilómetros de corriente directa para desahogar la energía que generan los parques eólicos de Oaxaca y reducir pérdidas en la transmisión es considerada el mayor proyecto del sector eléctrico del año y uno de los mayores del sexenio, ya que se espera una inversión de 1,700 millones de dólares.

Hernández Ochoa detalló que el retraso se debe a ajustes que tanto la Comisión Reguladora de Energía (CRE) como la Comisión Federal de Electricidad (CFE) han tenido que realizar a los requerimientos técnicos y financieros. No son problemas, son temas muy entendibles. Hubo muchas preguntas al principio, algunas son mas complicadas que otras de afinar, algunas requerían ajustes en las prebases y que necesitábamos ir con la CRE, algunas necesitábamos ir con la CFE .

Respecto a la tercera subasta, comentó que grandes grupos empresariales, como Cemex, serán los posibles compradores ya que han manifestado su interés en el proceso.

kgarcia@eleconomista.com.mx