De salirse Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la industria minorista podría perder casi 15,800 millones de dólares al año y alrededor de 128,000 empleos en los próximos tres años, concluyó un estudio de la consultoría AT Kearney.

El análisis, que se elaboró en asociación con la Federación Nacional de Minoristas, la Asociación de Líderes de la Industria Minorista y el Instituto de Comercialización de Alimentos, destaca que el abandono de Estados Unidos del TLCAN costaría a los consumidores 5,300 millones de dólares anuales.

Según el documento, las empresas minoristas de América del Norte tienen productos por valor de 182,000 millones de dólares originarios de los socios del TLCAN. Los aranceles elevados por ausencia del TLCAN, junto con los impactos en los ingresos por la pérdida del poder adquisitivo de los consumidores, reducirían las ganancias de los minoristas en hasta 15,800 millones de dólares cada año.

Los alimentos y las bebidas serían los más afectados por un retiro, con un alza de los costos de 2,700 millones de dólares. El sector minorista de alimentos y bebidas de Estados Unidos tuvo ventas de 719,000 millones de dólares y generó ganancias operativas totales de 20,000 millones en el año pasado, con un margen operativo de 2.8 por ciento.

El mismo sector pagó 5,000 millones de dólares en impuestos sobre las ganancias, con una tasa impositiva efectiva de 25%; los nuevos aranceles que surgirían sin el TLCAN costarían 2,700 millones adicionales, lo que equivale a un aumento en la tasa impositiva efectiva de 10%, al pasar de 25 a 35 por ciento.

Por ejemplo, Estados Unidos consume anualmente 20% (18,000 millones de dólares) del chocolate que se consume en el mundo. Los minoristas de Estados Unidos importan este producto por 2,000 millones de dólares de Canadá y México; sin el TLCAN, 10% del chocolate consumido en los Estados Unidos se vería afectado por un adicional de 261 millones de dólares en aranceles anuales.

Además, con más de la mitad de todos los espárragos consumidos en Estados Unidos importados de México, el TLCAN ha ayudado a mantener el costo de la horticultura de gran intensidad de mano de obra. Sin el acuerdo comercial, el costo de importar espárragos aumentaría en 50 millones de dólares por año.

Los investigadores estimaron que el gasto minorista se reduciría en 290 dólares por año por hogar.

“Está claro que el TLCAN debe modernizarse, pero no podemos perder de vista el hecho de que este acuerdo ayuda a garantizar que las familias estadounidenses tengan acceso a los productos que necesitan a precios que puedan pagar”, dijo el presidente de la Federación Nacional de Minoristas, Matthew Shay, en un comunicado.

[email protected]