Lima.- La filial de la española Repsol en Perú planea destinar de todas maneras las primeras exportaciones de gas peruano a México, aunque no descarta que el combustible se envíe en otro momento a Canadá, dijo el miércoles una fuente de la firma.

La compañía planeaba enviar el gas a la planta Manzanillo en México, pero la construcción del terminal que debe recibir el combustible peruano aún no está terminada.

El gas peruano debe partir de una planta de licuefacción ubicada al sur de Lima, del consorcio Peru LNG que prevé para junio poner en funcionamiento ese terminal, abastecida desde los campos de Camisea, donde se ubican las mayores reservas de gas natural en el país sudamericano.

Peru LNG es controlado por la firma estadounidense Hunt Oil. Conforman además el grupo Repsol-YPF REP.MC, que tiene a su cargo la comercialización del combustible; así como la coreana SK Energy y la japonesa Marubeni 8002.T.

"Los primeros cargamentos van a México de todas maneras, mientras se termina la planta (Manzanillo) em México", dijo a Reuters una fuente de la compañía Repsol en Perú.

" Hay otras plantas en México donde puede ser descargada", agregó la fuente, que declinó ser identificada.

Un portavoz de Repsol-YPF dijo el martes desde Nueva York que los primeros fluidos de gas se enviarían a la planta Canaport, ubicado en el este de Canadá.

" Lo que no se descarta es que en otro momento pueda ir a Canaport", dijo la fuente de Repsol en Lima. "La misma fuente confirmó que los envíos de gas comenzarán en junio", agregó.

Representantes del consorcio Peru LNG, liderado por la estadounidense Hunt Oil, a cargo de la planta de exportación en el país sudamericano, se excusaron de comentar sobre el tema.

"Esa información no ha sido confirmada", dijo por su parte a Reuters el ministro peruano de Energía y Minas, Pedro Sánchez, ante la posibilidad de la venta a Canadá.

Críticas de la oposición

Carlos del Solar, gerente general de Hunt Oil Perú, dijo asimismo que no conocía la información sobre Canadá. "Nosotros seguimos con el plan de exportar a México", afirmó.

Los planes de exportación de gas ha levantado críticas de la oposición en el país andino contra el Gobierno del presidente Alan García, ante el temor de que se sacrifique el mercado interno a favor de la venta del gas al exterior.

El temor surge de las dudas sobre el tamaño de las reservas de gas para asegurar la exportación, pese a que el Gobierno ha garantizado el gas para el mercado local e internacional.

Además, la críticas por un supuesto apoyo del Gobierno para exportar gas a Chile, país con el que Perú tiene una disputa por sus límites marítimos, han encendido el tema.

El ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez, dijo el martes que Repsol ha enviado una carta al Gobierno de Lima asegurando que Repsol no va exportar gas peruano a Chile.

El portavoz de Repsol YPF dijo en la víspera, en una nota fechada en Nueva York, que la planta mexicana Manzanillo aún no estaba lista para captar las importaciones y que la terminal de Canaport podría recibir el combustible.

" Los suministros se dirigirán a Canaport, ya sea a través de un canje o mediante el suministro directo, porque Manzanillo aún no está concluido", dijo el portavoz de Repsol.

El portavoz dijo que las pruebas de la planta de 4,5 millones de toneladas por año se iniciará en junio.

Repsol tiene una participación del 20% en el consorcio Perú LNG. Repsol también tiene una participación del 75% en la terminal de Canaport de Canadá.

apr