En un magno evento, en el que acudieron las 32 representaciones de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), su líder nacional, Pedro Haces, afirmó que el dictamen de reforma laboral no sufrirá cambios en el Senado, y ello llevará al país a un nuevo entorno laboral en donde no habrá “trabajadores con grilletes” y los empresarios tendrán libertad, “porque se quitarán muchas lacras sindicalistas”.

Entrevistado en el marco del VII Congreso Estatal Ordinario del Comité Ejecutivo de la CATEM, Haces afirmó que las relaciones laborales cambiarán, pero está claro que se debe ir “codo a codo” con los empresarios y se terminará con la corrupción en el sector laboral para garantizar así los derechos y obligaciones de todos los involucrados.

Previamente, durante su discurso, reiteró su compromiso con el nuevo sindicalismo al que debe aspirar México, con reglas claras y libertades fundamentales, que garantice mejores condiciones de vida para los trabajadores.

Al evento acudieron, además de las representaciones estatales, los senadores de Morena, Claudia Balderas y Ricardo Monreal,

Haces Barba afirmó que con “la reforma se acaba el maltrato de los trabajadores mexicanos. Se escribe una nueva historia en donde la libertad sindical será un punto central. Para los empresarios también representa la oportunidad de sacudirse a muchas lacras sindicalistas que sólo buscan quitarles recursos”.

En ese sentido, agregó que se acaban los contratos de protección que lo único que han provocado es violentar los derechos de los obreros. “Vamos por un sistema tripartita real”. Reiteró que esta organización representa la mayor fuerza sindical del país al agrupar a más de 1,100 sindicatos de diferentes sectores productivos.

“Hoy ninguna central obrera nos aguanta el paso, en la carrera sindical hoy somos carros de la Fórmula 1 corriendo en el autódromo. Seamos fieles a nuestra constante lucha por unir a trabajadores y empresarios. Todos los factores de producción se necesitan para impulsar el progreso de México”, dijo Haces Barba.

pmartinez@eleconomista.mx