La industria refresquera que desde el segundo semestre del 2001 no registraba un incremento mensual de dos dígitos en precios, en enero del 2014 disparó su cotización en 16.1%, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, lo que desde otra óptica significó el traslado del gravamen a los consumidores.

En el mercado de valores las empresas productoras y comercializadoras de las bebidas azucaradas resintieron el efecto de la Reforma Fiscal con fuertes caídas en el precio de sus acciones y con ello también en el valor de mercado de los negocios. Organización Cultiba (CULTIBA), embotellador y distribuidor de las marcas de PepsiCo en México, registró una caída de 25% en el precio de sus acciones en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), con una pérdida en su valor de mercado de 4,829 millones de pesos en tan sólo los dos primeros meses del 2014; si consideramos desde septiembre del 2013, cuando detonó el debate sobre dicho gravamen, la reducción en el valor de mercado de Cultiba es de 8,732 millones de pesos.

Coca-Cola FEMSA (KOF), que representa 68% del valor de mercado de la tres empresas refresqueras consideradas en este análisis, vio retroceder el precio de su acción en los dos primeros meses del 2014 en 18.5%, con una baja de 42,831 millones de pesos en su valor de mercado en dicho lapso. Si se considera desde el punto en que se aprobó el nuevo impuesto, la pérdida es de 43,118 millones de pesos.

Arca Continental (AC) vio caer el precio de sus títulos en el mercado accionario 15.1%, con 19,496 millones de pesos en su valor de mercado en lo que va del 2014. El retroceso en el precio de su acción en el 2014 es superior a 12.2%, que registró en todo el 2013. La baja en el valor de mercado desde el arranque de la discusión del nuevo impuesto es de 24,233 millones de pesos.

Sin duda, la aplicación del gravamen a bebidas azucaradas brindó importantes beneficios a la hacienda pública. En el reporte de Finanzas Públicas de enero de este año, el renglón de Impuesto sobre producción y servicios no petrolero reporta un aumento de 79.5% a tasa anual. Sobre los datos operativos de las empresas, éstas no presentan una situación de deterioro como la que registraron los títulos en el mercado de valores. Las utilidades aunque trimestre a trimestre dibujan una tendencia de baja, en el acumulado anual no son desalentadoras. De acuerdo a la sensibilidad del precio a la demanda de las bebidas, es de esperarse que en poco tiempo el mercado y los inversionistas recuperen el gas perdido.

  • 3.7% cayó anual el segmento de refrescos de Arca Continental en el cuarto trimestre del año pasado.
  • 0.1% ascendieron las ventas netas para el rubro de bebidas México en igual lapso.
  • 384.4 millones de cajas de 8 onzas fue el volumen de bebidas del embotellador de PepsiCo al cierre del 2013.

Anticipan inversionistas efectos del ajuste fiscal

Haz clic en la imagen para ampliarla

luis.caballero@eleconomista.mx