Al arrancar el periodo legislativo, el sector empresarial pidió acelerar los trabajos de reflexión, negociación, debate y definición de los alcances de las reformas hacendaria y energética.

De ellas depende la diversificación de los ingresos tributarios, la despetrolización de las finanzas públicas, el fortalecimiento de la hacienda gubernamental y de la estabilidad macroeconómica, al igual que el margen de maniobra disponible para Pemex y el monto de recursos disponibles para canalizar al sector petroquímico , dijeron los industriales.

A través de su análisis Pulso Industrial, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), consideró que México debe consolidar su papel como proveedor de petróleo al resto del mundo, avanzar hacia la refinación competitiva y rentable de hidrocarburos, y hacia una menor dependencia del aprovisionamiento externo.

Por su parte, en su mensaje del presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Pablo Castañón propuso integrar en una sola dirección corporativa de Pemex el proceso de Logística y transporte de hidrocarburos, (oleoductos, poliductos, gasoductos, buquetanques, ferrocarriles, autotanques, terminales marítimas y terrestres y tanques de almacenamiento), a fin de evitar que México se convierta en un importador de hidrocarburos.

Coparmex convoca a los partidos políticos, legisladores y a la sociedad a debatir y aprobar una reforma que amplíe la capacidad de exploración y producción de Pemex, que adecue a un entorno de competencia los procesos de refinación, petroquímica y transporte de hidrocarburos, impulse el desarrollo de energías renovables y convierta a la paraestatal en el motor de una cadena de proveeduría nacional bajo criterios de transparencia y rendición de cuentas , destaca.

El Pacto por México establece el compromiso de realizar una reforma energética que sea motor de inversión y desarrollo , bajo el principio de que los hidrocarburos seguirán siendo propiedad de la Nación.

[email protected]