En el marco de la inversión de 4,000 millones de dólares que anunció el Sistema Pepsico México en mayo pasado, una sólida agenda de sustentabilidad en todas sus operaciones y diseño de productos es uno de los pilares clave en los cuales se reflejará esta inversión.

La reforestación más reciente se llevó a cabo en San Nicolás Totolapan, un bosque ubicado cerca del Ajusco, en la Ciudad de México, zona que tras la grave crisis en la calidad del aire registrada en mayo, derivada de diversos incendios que ocurrieron en la periferia de la capital del país, resultó muy afectada.

“Nosotros tenemos una huella y un compromiso muy importante con la CDMX, la planta más importante no sólo de México sino de América Latina está en Vallejo, nuestros colaboradores están listos para salir a ayudar cuando se necesite y éste fue el caso; en la temporada de lluvias es momento propicio para reforestar, por ello, 107 voluntarios trabajamos en la reforestación de 1,000 árboles endémicos de la zona, que son el pino Moctezuma y encinos, con ello, estaremos contribuyendo a eliminar 1,000 toneladas anuales de CO2 para las próximas generaciones”, comentó en entrevista Alina Hernández, directora de Asuntos Corporativos de Pepsico Alimentos México.

La actividad llevada a cabo por la empresa habla del compromiso con la ciudad, de la capacidad de reacción que tiene su fundación en los momentos necesarios y del compromiso con los colaboradores, pero se inserta entre los objetivos más amplios para restituir el agua en la CDMX, el valle de México y la zona de Monterrey, de la mano de The Nature Conservancy, con quien llevan trabajando casi 10 años.

“TNC tiene 70 años en el mercado buscando proteger tierras y aguas de las cuales depende la vida, trabajamos en 72 países en todo el planeta, la colaboración con Pepsico desde el 2010 ha sido fructífera, específicamente en el 2016 firmamos un acuerdo para trabajar el tema de reabastecimiento de agua en cinco países y seis ciudades, en México específicamente, en la CDMX y Monterrey, mediante el establecimiento de vegetación nativa y su protección con el fin de devolverla a la naturaleza. Esto significa que estamos reduciendo la velocidad con la que el agua llega a la tierra y estamos facilitando que se infiltre en las cuencas y esté disponible por más tiempo a lo largo del año”, dijo Juan Lozano, especialista de Agua de The Nature Conservancy.

Retos para Pepsico

En Pepsico, 68% de sus sitios de manufactura está llegando a ser cero residuos, y en otra agenda, Alina Hernández destaca que este año alcanzaron a 5,000 beneficiarias para capacitarlas en habilidades de empleabilidad y emprendedurismo.

“Como pepsico tenemos metas muy puntuales hacia el 2025 para eficientar nuestra cadena de producción, específicamente respecto al uso del agua, y desde el 2006 hemos reducido en 49.4% el consumo de agua en nuestros procesos productivos, vamos muy bien, tenemos un ritmo muy importante, la meta es al 2025 y estamos seguros de que vamos a llegar a ella”, mencionó.