Un sitio web es como una tienda departamental, donde cada sección es una página. Puede ser que sea el sitio más interesante y visualmente atractivo, pero si nadie entra, no tiene razón de existir. Siguiendo la analogía de la tienda, si nadie tiene curiosidad por lo que ahí venden, tarde o temprano quebrará.

Derivado de lo anterior, para cualquier sitio web hay diferentes formas de provocar que las personas lo visiten, cada una de esas formas es una fuente de tráfico, entre las más comunes están:

1. SEM. Search Engine Marketing, también conocido como PPC (Pago Por Clic) o tráfico pagado. Como su nombre lo indica, se paga por los clics recibidos en un anuncio, que provocarán que quien dio clic, entre al sitio.

2. SEO. Search Engine Optimization u Optimización de Motores de Búsqueda o tráfico orgánico. Consiste en ofrecer contenido de calidad que responda a las preguntas de un usuario en buscadores.

3. Redes sociales. Al colocar en una publicación una URL (dirección única para cada página de internet) el tráfico irá de la red social hacia una página web determinada.

4. E-mail marketing. Los boletines que recibimos en nuestros correos electrónicos, siempre tienen URLs que visitaremos para ampliar la información que nos llegó.

5. Tráfico directo. Sucede cuando una persona teclea en un navegador de internet (Chrome, Mozilla, Edge, Opera, etc.) una URL para visitar en específico esa página.

6. Tráfico referido. Ocurre cuando se comparte la dirección de internet (URL), por ejemplo por WhatsApp, o la dirección está presente en una página externa a la que visitaremos.

Benchmark de tráfico externo a sitios web, en agosto de 2021 Fuente: Parse.ly
Benchmark de tráfico externo a sitios web, en agosto de 2021 Fuente: Parse.ly

¿Qué es SEO?

SEO es el tráfico orgánico, su pilar fundamental es el texto y si además tiene elementos embebidos como fotografías, videos, infografías o publicaciones de redes sociales será aún más relevante. Para términos de marketing digital, no es exagerado afirmar que “el contenido es el rey”.

El SEO tiene como objetivo generar visitas y que esos visitantes permanezcan por más tiempo en el sitio. Si bien, no paga por clics, no es correcto decir que es gratis, ya que el trabajo que requiere lo llevan a cabo personas capacitadas o softwares especializados que cuestan dinero.

¿Para qué sirve el SEO?

Hay una creencia errónea que afirma que el SEO puede sustituir al SEM. Aunque el objetivo de ambas estrategias es obtener visitas en una página web, las metas que pueden alcanzar son diferentes porque la forma en que buscan los usuarios, ya sea en SEM o SEO también es distinta.

Ejemplo de una búsqueda relacionada con SEM puede ser: una persona entra a Google (por mencionar el buscador hegemónico, pero puede ser Bing, Yahoo, Ecosia) y escribe “médico cardiólogo cerca de mi ubicación”. El resultado arroja uno o varios enlaces pagados a sitios donde se anuncian cardiólogos. En la gran mayoría de los casos, comprobado estadísticamente, la persona interesada visitará del primer al tercer resultado, verá la información concreta y si le parece confiable hará una cita.

Benchmark de categorías de fuentes tráfico a sitios web, en agosto de 2021 Fuente: Parse.ly
Benchmark de categorías de fuentes tráfico a sitios web, en agosto de 2021 Fuente: Parse.ly

Pasemos ahora a un ejemplo de búsqueda involucrada con SEO. Una persona teclea en Google: “¿Cuáles son los síntomas de un infarto al corazón?” Los resultados por lo general, no serán anuncios pagados y el listado se compondrá por sitios cuyos textos tienen más de 300 palabras, entre las cuales, varias veces se repetirán las frases “infarto” o “síntomas de infarto”.

Mientras que en el primer caso (búsqueda SEM) la persona está más cercana a generar una conversión, que bajo este ejemplo es agendar una cita. En el segundo tipo de búsqueda, apegada a SEO, la persona está en la fase de investigación y aún no lista para pagar una consulta con un cardiólogo.

Entonces, regresando a la pregunta ¿para qué sirve el SEO? La respuesta puede incluir lo siguiente:

  • Genera tráfico sin pago por clics
  • Responde a preguntas o inquietudes de los internautas
  • Provoca que permanezcan cierto tiempo en un sitio consumiendo el contenido 
  • Al sitio web le brinda reconocimiento de marca, autoridad sobre el tema consultado y engagement (compromiso, fidelidad de su audiencia).
  • Aunado a lo anterior, si el sitio web cuenta con banners publicitarios, más tráfico dará como resultado más clics en esos banners y por lo tanto más dinero al sitio que los publica (aquí se ubica el retorno de inversión).

itzayana.rios@eleconomista.mx