La elaboración de gasolinas de Petróleos Mexicanos (Pemex) en lo que va del año alcanzó su nivel más bajo desde hace 23 años, llegando a un promedio de 341,023 barriles diarios de enero a octubre, mismo que no se observaba desde 1992, antes de la creación de lo que fue la subsidiaria Refinación y de la entrada en operación de los equipos más importantes (de transformación molecular para incremento de valor de los productos) que componen el Sistema Nacional de Refinación.

De acuerdo con la base de datos institucional de la estatal, en un año se ha reducido 11.4% la elaboración total de gasolinas en el país; en comparación con lo que se elaboraba al inicio de la presente administración, esta producción cayó 18%, y en relación con lo que se producía hace 10 años bajó 25 por ciento.

Durante el fin de semana, empresarios de la Ciudad de México y Guadalajara reportaron desabasto en las estaciones de servicio, principalmente de gasolina Premium, a lo que Pemex respondió que el rezago en el reparto ocurrió únicamente en 1% de las gasolinerías y se debió a que hubo mal tiempo en el puerto de Tuxpan, Veracruz, que impidió la descarga habitual de combustibles.

La producción de gasolina Premium de enero a octubre se ubica en un promedio de 4,870 barriles diarios, volumen inferior en 45% al del mismo periodo del año pasado, mientras que en comparación con la producción al arranque de la presente administración ha caído 51% y hace 10 años se producía 73% más de este tipo de gasolina en el Sistema de Refinación de Pemex.

Sin embargo, la caída en elaboración se observa también en otras gasolinas como la Magna SIN: de un año a otro, se reporta una caída de 39% en promedio durante enero y octubre. Con ello, el nivel de elaboración del año de esta gasolina SIN es de 163,141 barriles por día, con lo que se está produciendo 51% menos gasolina Magna que al inicio de esta administración y 59% menos de lo que se elaboraba hace 10 años.

En el 2016, por la caída en el precio del petróleo, el presupuesto de Pemex Refinación sufrió el mayor recorte de todas las áreas de Pemex en inversión física total, con una reducción de 89.3% o 35.4 millones de pesos, según el Cuarto Informe de Gobierno. Para revertir la situación por la que pasa la refinación nacional, en su Plan de Negocios al 2021 la estatal pretende obtener recursos adicionales por más de 138,000 millones de pesos al 2025, de los cuales de las alianzas en actividades auxiliares a la refinación, como tratamiento de hidrógeno o agua, además de reconfiguraciones, se obtendrá 30%, mientras que con un plan para revertir el rezago y dar mantenimiento en las plantas, así como el nuevo manejo dinámico de precios competitivos, se obtendrá 36%, entre los principales proyectos.

Problema extendido

Además se tienen reportes de falta de producto en el noreste del país ante la falta de combustible en la refinería de Cadereyta. Las ciudades que se reportan con problemas están en Nuevo León y Coahuila que estarían afectando a los viajeros que vienen de Estados Unidos en auto, reportaron empresarios locales.

Un problema parecido ocurre en la zona del Bajío, en donde la refinería de Salamanca está operando con problemas. Guanajuato es la zona más afectada; además hay reportes de falta de suministro en Chiapas, Oaxaca y zonas de Guerrero y Michoacán.

De acuerdo con fuentes de Pemex, las Terminales de Almacenamiento y Reparto de la estatal tienen niveles de inventario que están por debajo de los dos días. (Con información de Luis Carriles)

kgarcia@eleconomista.com.mx