Tras la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, es labor de las empresas establecer un piso parejo para que tanto hombres como mujeres tengan las mismas oportunidades y puedan desarrollar su potencial al máximo sin descuidar sus familias e intereses personales. En este momento en que el reclamo de justicia ha invadido las calles, hogares y lugares de trabajo, resulta de vital importancia ubicar los esfuerzos de diferentes trincheras para lograr este objetivo.

Los prejuicios, la falta de confianza y el ambiente negativo en una empresa son solo algunos de los factores que frenan a una mujer al momento de buscar un crecimiento laboral, y son circunstancias que muchas empresas ya han observado e intentan erradicar. Aquí te presentamos dos de las compañías que han establecido metas para tener igualdad de circunstancias para las mujeres.

Dell Technologies

En entrevista, Paulina López Noriega, Líder de diversidad e inclusión para Dell Technologies Latinoamérica confirma que la empresa tecnológica prioriza la inversión tanto en las colaboradoras como en sus comunidades con programas como Woman in Action (WIA), que garantiza que las mujeres al interior puedan desarrollar su conocimiento tecnológico y comercial en cada etapa de sus carreras profesionales, ya que pueden volver a integrarse a la fuerza laboral después de tomarse un tiempo o buscando asumir un rol gerencial.

De igual manera se realizan capacitaciones dedicadas a los hombres con el fin de concientizar sobre los prejuicios que pueden afectar el desempeño laboral de sus compañeras.

Entre los logros que Dell Technologies ha alcanzado con estas acciones se encuentra el aumento en el número de contrataciones de mujeres e igualdad salarial, y como retos a enfrentar se encuentra la retención de talento femenino, que trabajan con programas de inclusión, empoderamiento, inspiración y confianza tanto para las colaboradoras al interior como para las mujeres y niñas al exterior.

El trabajo en equipo es clave en Dell, por lo que creen en que también autoridades y sociedad se deben sumar a las acciones en pro de las mujeres para así convertir las ideas en acciones y lograre una sociedad más justa y equitativa.

Finalmente, también contribuyen con asociaciones como Movimiento STEM, una organización que promueve la ciencia en México, entre otras fundaciones dedicadas a la niñez, a las mujeres y a las comunidades.

Baker McKenzie

Para alcanzar la igualdad, esta firma internacional de abogados otorga facilidades a las mujeres que acaban de tener un bebé para que puedan reintegrarse a la vida laboral, pues además de los días reglamentarios que marca la ley, otorga 2 semanas adicionales a la llegada de un bebé, un horario flexible, una jornada reducida o trabajo remoto, según sus necesidades. Raymundo E. Enríquez, socio administrador nacional, explica que las oficinas cuentan con sala de lactancia de uso libre y apoyos para guarderías con subsidio para los primeros días, todo esto con el fin de quitar obstáculos a las mujeres en su desempeño profesional.

De esta manera, en el programa de familia, más de 20 colaboradores han solicitado algún esquema de parentalidad, de los cuales 80% son mujeres y 20% hombres, estos últimos haciendo uso del periodo de ausencia de hasta 12 semanas.

El objetivo para Baker McKenzie para el año 2025 es tener entre las personas de liderazgo un total de 40% hombres, 40% mujeres y 20% de personas de identidad sexual diversa. Entre sus objetivos de inclusión también se incluye a mujeres indígenas, de color y discapacitadas, a través de programas especiales para su inclusión y desarrollo.

El aspecto cultural en México sigue siendo uno de los principales retos a enfrentar. El romper paradigmas y sesgos es el primer paso para lograr la igualdad, y en Baker McKenzie se hace a través del ejemplo de líderes y directivos, además de capacitaciones constantes para visibilizar los gestos y acciones que pudieran propiciar un mal ambiente de trabajo.

brenda.lopez@eleconomista.mx