La caída del precio del petróleo propiciará un aumento de las exportaciones automotrices mexicanas, sobre todo las dirigidas a Estados Unidos, donde se espera un aumento del consumo y más compras de autos, como consecuencia de una gasolina más barata y la depreciación del peso mexicano frente al dólar, previeron analistas.

Un reporte de Actinver estimó que el establecimiento de nuevas plantas ensambladoras en México y la baja del precio del petróleo beneficiará a empresas mexicanas ligadas al sector automotriz, como Nemak, Gissa e, indirectamente, Grupo México.

Según el Instituto Internacional de Finanzas (IIF, por su sigla en inglés), los menores precios del crudo ayudarán a la economía mundial en general y, en particular, a Estados Unidos, así como a otros grandes importadores de petróleo, incluyendo Europa, Japón y China.

Otro factor que ayudará a las exportaciones manufactureras mexicanas es la depreciación del peso frente al dólar, estimó Actinver. El dólar se ha apreciado desde el año pasado, alcanzando recientemente su nivel más alto en 11 años, de acuerdo con el índice DXY, que lo compara con seis divisas.

Carlos Gomes, analista de Scotiabank, pronosticó que las ventas de automóviles en América del Norte alcanzarán las 20.03 millones de unidades en el 2015, con lo que romperían el récord alcanzado en el 2000, cuando se vendieron 19.8 millones de unidades en la región.

El sólido desempeño de la industria automotriz en América del Norte seguirá siendo uno de los principales catalizadores de Grupo Alfa, específicamente para Nemak (productora de autopartes) , aseguró Gustavo Terán, director de Análisis Fundamental de Actinver.

Gissa pasará de ser un negocio, en su mayoría, de construcción a ser uno de auto partes; actualmente este negocio equivale a 33% de ventas, pero Actinver estimó que llegará a 50% para finales del 2015.

A su vez, de acuerdo con Terán, las ganancias en operaciones ferroviarias (20% de los ingresos) de Grupo México aumentarán durante el 2015, impulsadas por una mayor demanda de productos relacionados con la industria automotriz.

Los cálculos de Scotiabank consideraron que este año se venderán 17 millones de automóviles en Estados Unidos, 1.86 millones en Canadá y 1.17 millones en México.

Actinver estima que México armará 3.6 millones de vehículos en el 2015 y 4 millones en el 2018, derivado de las nuevas inversiones por 14,000 millones de dólares de Nissan, Audi, BMW, GM y Kia, entre otras.

[email protected]