El pleno del regulador mexicano en competencia económica, la Cofece, analiza si los mercados investigados por el IFT entran en su competencia. La comisión, presidida por Alejandra Palacios, aseguró en una respuesta institucional a El Economista que informará en caso de que los términos de estos mercados se encuentren entre sus facultades regulatorias.

“Al igual que cualquier persona, hoy tuvimos conocimiento por el Diario Oficial de la Federación, del inicio de la investigación por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

“Como lo indican nuestros procedimientos, el Pleno de la Cofece se encuentra en revisión de los términos de los mercados investigados, con el fin de analizar si son materia de la esfera competencial de la Comisión.

“De ser el caso, en su momento se informará”, asentó la Cofece.

Este 22 de octubre, la autoridad investigadora del IFT inició un procedimiento de investigación en torno a los servicios de búsqueda en internet, redes sociales, sistemas operativos móviles, servicios de cómputo en la nube y "otros servicios relacionados" con el fin de determinar si existen barreras a la competencia que puedan generar efectos anticompetitivos en el mercado mexicano.

Google, Facebook, Amazon, Apple dominan los mercados en los que se concentra la investigación del IFT; aunque según la redacción del documento publicado en el DOF, la pesquisa podría alcanzar a otros agentes económicos, como Microsoft o IBM.

En caso de que el pleno de  la Cofece decida que los mercados investigados por el IFT entran dentro de su competencia, no sería la primera vez que surge una controversia de este tipo. Hace apenas unos meses, el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa, Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones determinó que la decisión acerca de autorizar o no la concentración entre Uber y Cornershop correspondía a la Cofece.

La comisión también lanzó recientemente una investigación sobre el mercado de la publicidad digital, la cual se encuentra en curso y en la que incluyó servicios que también dominan compañías como Google, Facebook y Amazon.

A pesar de la controversia entre ambos reguladores mexicanos, los gigantes tecnológicos son el centro de atención en este conjunto de investigaciones que han seguido a las que ocurren en Europa y Estados Unidos, en donde estas compañías ya han enfrentado sanciones y siguen siendo investigadas.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx

kg