El Plan Nacional de Desarrollo (PND) que definió el gobierno de Andrés Manuel López Obrador “necesita una cirugía mayor” y urge que el Congreso no lo apruebe sin avalarlo como “un mero trámite”, pugnó Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Sostuvo que las definiciones de cómo se van a alcanzar las metas planteadas son “inexistentes”.

En su mensaje semanal, la Señal Coparmex, el dirigente patronal afirmó que el PND es “un diagnóstico repleto de culpas y de dogmas, con lo que termina siendo un documento sin rigor técnico, con algunas buenas intenciones, pero sin una ruta clara sobre cómo conseguirlas”.

Por tanto, De Hoyos refirió que el rol de la Cámara de Diputados es una tarea fundamental, ya que su contribución para la conformación de un PND robusto y convincente no puede ser un mero trámite.

“Es urgente que se definan parámetros más rigurosos para este documento, pues sólo así se marcará la pauta para los importantes programas sectoriales que de él se deriven”, acotó.