Tepic, Nay. La piratería y contrabando de cigarros en México es la amenaza más fuerte para esta industria, que pierde 17% de su mercado, y representan cancelación de empleos e inversiones. Además se estima una evasión fiscal por 6,000 millones de pesos anuales, afirmó Gastón Zambrano, director legal y de Asuntos Corporativos de British American Tobacco (BAT) México.

Sostuvo que en el mercado mexicano se comercializan alrededor de 250 marcas de cigarros ilegales y de dudosa procedencia, aunque se presume que son de origen chino, vietnamita, de la India, de Estados Unidos y Canadá, los cuales no pasan por controles aduaneros ni alertas sanitarias.

Pedimos a los senadores que se tipifique el problema del tabaco ilegal como delito grave, porque vemos cómo se comercializa este tipo de cigarros que contienen heces fecales, uñas, zacate y hasta pelos de rata. Este tipo de producto daña aún más la imagen del producto , expresó en entrevista.

Durante la visita a los campos tabacaleros de Nayarit, Gastón Zambrano dijo que los impuestos al cigarro, como el IVA y el IEPS, han llevado a incrementar la piratería y el contrabando del producto, ya que 70% del costo de una cajetilla al consumidor es el impuesto.

BAT fabrica en México las marcas como: Lucky Strike, Pall Mall, Camel, Montana, entre otras, con insumo nayarita.

El directivo de la empresa cigarrera advirtió que de erradicar la piratería y contrabando, la industria podría atraer nuevas inversiones y generar miles de empleos, sobre todo cuando este sector es considerado como el mayor empleador en los campos agrícolas, al aportar la mayor utilidad.

En su planta de Monterrey, British American Tobacco produce 22,000 millones de cigarrillos anuales, de los cuales 11,000 millones se destinan al consumo nacional y el resto se envía a Canadá.

[email protected]