Al pronunciarse por una política industrial, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) propuso al gobierno federal definir un marco de política arancelaria que detecte, apoye y fortalezca la integración productiva de las regiones, pues a pesar de que las exportaciones crecieron tres veces más rápido, anualmente, en las últimas dos décadas que la economía mexicana en conjunto, su contenido nacional apenas es de 15 por ciento.

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE, advirtió que los empresarios no pugnan por un regreso al intervencionismo estatal o al proteccionismo ni por una selección de sectores o empresas ganadoras. Lo que necesitamos son políticas públicas efectivas para promover la inversión, la eficiencia económica y el emprendimiento, en el contexto de una economía abierta. Alineación de prioridades y generar sinergias , expresó.

A través de su mensaje semanal, el líder empresarial explicó que desarrollar clústeres de acuerdo con las vocaciones productivas, estímulos a la inversión y promoción del financiamiento, con garantías, apoyo al acceso a las fianzas y factoraje competitivos son apuestas de la Iniciativa Privada en el marco del desarrollo del Pacto por México.

El empleo ha tendido a concentrarse en sectores de baja productividad y bajos salarios, con una informalidad creciente. Las mipymes (micro, pequeñas y medianas empresas) generan alrededor de seis de cada 10 empleos, pero menos de 20% del Producto Interno Bruto.

En los últimos 20 años, la tasa de crecimiento de las exportaciones ha triplicado más que a la del PIB , refirió.

Esto es, en el año 1990 las exportaciones mexicanas registraron 41,000 millones de dólares y en el 2012 se ubicaron en 360,000 millones, con crecimiento promedio de 10% anual; en tanto, la economía nacional obtuvo crecimiento de 2.4% anual en las últimas dos décadas.

Las ventas al extranjero de sectores de punta como el automotriz integran sólo poco más de 35% de contenido nacional. En el ramo electrónico, en el que México es uno de los líderes globales, el valor agregado nacional es inferior a 15%, lamentó el Presidente del CCE.

Hoy, la planta productiva mexicana presenta un alto grado de desarticulación en las distintas cadenas de valor. Asimismo, un reducido porcentaje de valor agregado nacional en gran parte de la inversión de capital que se hace en el país y sobre todo en la integración final de nuestras exportaciones , aseveró.

La semana pasada, el titular de la Secretaría de Economía, Ildefonso Guajardo, informó que se trabaja sobre una política industrial basada en el fortalecimiento de la planta productiva nacional, pero con visión de apertura comercial, pues sentenció que no se regresará a un proteccionismo de los años 70 del siglo pasado.

El Presidente del CCE expresó que urge la creación de un consejo consultivo para la competitividad y el crecimiento, para que exista concertación entre empresarios y gobierno en la creación, la evaluación y el seguimiento de la política industrial. Asimismo, una alianza y una estrategia para potenciar el desarrollo regional, la productividad, la cohesión y la competitividad de las cadenas de valor, y un incremento sustancial del contenido nacional de las exportaciones, comentó Gutiérrez Candiani.

No sólo se trata de fortalecer las ventajas comparativas vigentes, sino también de crear nuevas, sustentables y de alto valor agregado(…).

Tenemos la gran oportunidad de activar un motor de crecimiento vigoroso en el mercado interno y concertar una política de fomento moderna y activa, incluyendo el impulso al campo, a las actividades comerciales y a los sectores de servicios y turismo , propuso.

[email protected]