Petróleos Mexicanos (Pemex) presentó en Ciudad del Carmen, Campeche, el programa “Oportunidades de Inversión en Campos Maduros: Incremento en el factor de recuperación”, en el cual se plantea la reducción de 60% en los tiempos de contratación de bienes y servicios para su operación, con otros elementos como una mejoría en el régimen fiscal de los campos maduros, además de ajustes tarifarios y de recuperación de costos, mientras la estatal asumirá buena parte de los componentes de mayor incertidumbre en los proyectos.

El director general de la empresa, Octavio Romero Oropeza, detalló que el objetivo de este plan es reactivar la industria petrolera y producir más de 2.4 millones de barriles diarios al final del presente sexenio.

Ante representantes de más de 130 empresas operadoras, de servicios y del sector financiero, nacionales y extranjeras afines a la industria petrolera, explicó que para aumentar la producción se habrá de desarrollar nuevos campos sin perder de vista que existe un gran potencial en los campos maduros a los cuales se habrá de incrementar el factor de recuperación.

Para ello, se estará trabajando en nuevas modalidades de coinversión, que busca optimizar esquemas de contratación que hagan viable la ejecución de proyectos de exploración y extracción mediante la participación de la iniciativa privada.

Por lo tanto, se propone incorporar en los contratos elementos específicos como: trabajar con la Secretaría de Hacienda para mejorar el régimen fiscal en estos campos maduros y constituir fideicomisos o cuentas segregadas para depositar los ingresos de manera separada de las cuentas bancarias propias de Petróleos Mexicanos.

A la vez, Pemex buscará establecer en las contrataciones la relación entre tarifas y el precio de la Mezcla Mexicana de Exportación para permitir los ajustes correspondientes conforme los precios se modifiquen y compartir las condiciones de mercado entre Pemex y las empresas prestadoras de servicios.

Además, considerará la recuperación de costos en las actividades exploratorias y de evaluación, así como en pruebas piloto de proyectos de recuperación secundaria, “para lo cual Pemex asumiría buena parte del riesgo en los componentes de mayor incertidumbre en los proyectos”, explicó.

Romero Oropeza reiteró que, en la actual administración, la contratación de bienes y servicios se ha simplificado. “Si en el pasado los procedimientos concursales se desarrollaban en 130 días, ahora se llevan a cabo en 51, lo cual representa una reducción en los plazos de cerca del 60 por ciento.”

El director de Recursos, Reservas y Asociaciones de Pemex Exploración y Producción (PEP), Ulises Hernández Romano, explicó que la principal característica de este modelo de contrato de servicios es que Pemex mantiene la titularidad de la asignación y es el operador.

Explicó que los campos que se está considerando incluir en este modelo son grandes con reservas significativas en aguas someras, otros que requieren recuperación secundaria, principalmente en tierra; así como complejidad técnica y marginales con reservas bajas.

[email protected]