Luego de que la empresa Vitol admitió en la Corte del Distrito Este de Nueva York haber repartido sobornos por más de dos millones de dólares a funcionarios de Ecuador y de Petróleos Mexicanos (Pemex) en México, la estatal petrolera se niega a transparentar los contratos realizados con esta comercializadora suiza de hidrocarburos y sólo ofreció información sin detalles de tres contratos firmados por Pemex Etileno, por un monto conjunto de 242.6 millones de dólares, mientras que los del resto de las subsidiarias, así como los vehículos comerciales argumentan que no están obligados a dar a conocer sus transacciones comerciales.  

Así lo dio a conocer Andrea Cárdenas para el laboratorio de investigación periodística Quinto Elemento Lab, que ha investigado los contratos entre Pemex y Vitol desde el verano pasado, luego de que  el Departamento del Tesoro de EU recibió en 2014 un informe de actividad sospechosa que involucró 10 transferencias por 276.7 millones de dólares  a favor de Vitol realizadas por MGI Trading Ltd, una filial de Pemex creada en las Islas Caimán.

En tanto, el corporativo de Pemex aseguró en la plataforma gubernamental de acceso a la información que no existe registro de contrataciones celebradas entre MGI Trading Ltd y Vitol, mientras que Pemex Transformación Industrial respondió que la información solicitada es inexistente pues se trata de personas morales privadas.  

A la par, esta filial de Pemex creada en 1993 hizo 10 transferencias bancarias entre enero y abril de 2014 en una sucursal de Nueva York del Standard Chatered Bank, que reportó el propio banco a la unidad de inteligencia del Tesoro (FinCEN) como parte de un informe de actividad sospechosa, según documentos obtenidos en la investigación global FinCEN Files, liderada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación. Los FinCEN Files documentaron así 2,916 transacciones recibidas o enviadas por Vitol en los mismos meses.  

A lo anterior procedieron una serie de solicitudes de Transparencia, Pemex y sus subsidiarias sólo reportaron cinco contratos con Vitol entre 2017 y 2019: tres de ellos suman 242.6 millones de dólares y el valor de los otros dos se mantiene bajo reserva porque es “secreto industrial y comercial”. 

Los dos contratos que reconoció haber firmado Pemex Transformación Industrial son de junio de 2018 con Vitol Marketing México S de RL de CV para comprar gasolina y diésel, y de abril de 2019 con Vitol Marketing S de RL de CV para la comercialización de turbosina y gasavión, aunque la subsidiaria de Pemex se negó a proporcionar las versiones públicas de ambos convenios. 

“Ninguna empresa petrolera a nivel mundial, ni tampoco empresas nacionales en diversas ramas, proporcionan información detallada a los particulares que lo soliciten sobre su situación comercial o económica”, respondió Pemex Transformación Industrial al negarse a precisar sus negocios con Vitol. 

Por su parte, Pemex Exploración y Producción aseguró que no identificó contratos firmados con Vitol, sin embargo, la plataforma global Resource Contracts de contratos mineros y petroleros contiene dos contratos de Pemex Exploración adjudicados en agosto de 2014 por 35 años a un grupo de empresas, entre ellas Vitol Energy México SA de CV, para la producción de hidrocarburos en las zonas de Miahuapan y Amatitlán, Veracruz. 

Así, los únicos tres contratos sobre los que Pemex dio información fueron firmados por Pemex Etileno y Vitol, por 1.413 millones de dólares para el suministro de etano en Pajaritos en 2017. En 2018, amplió un segundo contrato por 9.930 millones de dólares para la adquisición de 29,000 toneladas de etano, de acuerdo con el finiquito del contrato firmado por Javier Alejandro Aguilar Morales, como apoderado legal de Vitol Inc. Aguilar, un mexicano residente de Houston, es señalado por la justicia estadounidense de haber sobornado a los funcionarios de Petroecuador. 

El tercer y más jugoso contrato fue por 231.3 millones de dólares y fue firmado en 2018 por el mismo apoderado de Vitol Inc. Originalmente ese contrato lo ganó la holandesa Sabic Petrochemicals BV pero desistió y el contrato se lo quedó Vitol.

karol.garcia@eleconomista.mx

kg