La filial industrial de Petróleos Mexicanos Transformación Industrial (Pemex TRI) se quedó con 59% del volumen asignado en la primera temporada abierta para arrendamiento de capacidad de transporte de gas natural en el Sistema Nacional (Sistrangas), que se suma a casi la mitad del sistema que ya tenía mediante contratos de base firme y la capacidad que obtuvo en la Ronda Cero del proceso.

El Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenagas) reveló en los resultados de esta subasta para 36% de la capacidad del Sistrangas, que el diseño de competencia permitió que Pemex TRI se quedara con ese volumen, aunque a partir del 1 de julio compartirá el transporte tanto en ductos de importación como de transporte del gas nacional con otros 23 contratistas.

El Sistrangas es el sistema de gasoductos que le fue transferido para su operación al Cenagas por parte de Pemex Gas después de la reforma energética. Cuenta con una capacidad total de 6 millones 446,185 gigajoules por hora, en los cuales, desde el año pasado se buscó que nuevas empresas ocuparan capacidad mediante una subasta a precio unitario. Al arranque del proceso, se asignó para sus usos industriales 10% de la capacidad a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y 23% a Pemex TRI, que se sumó a otro 28% usado mediante contratos de base firme previos. Sin embargo, el diseño competitivo de la subasta no impidió la participación de las dos estatales. Por tanto, Pemex TRI planteó ofertas que le permitieron quedarse con 59% de la capacidad en firme que pagará a pesar de que no la use durante un año. La CFE, mediante su filial Energía, también logró quedarse con capacidad, pero fue de apenas 0.5% del total asignado.

Nuevos usuarios del sistema

Durante la presentación de resultados de esta subasta, los directivos del Cenagas aseguraron que fue un éxito al lograr que 24 empresas apartaran capacidad en firme. En total, se asignaron 722 solicitudes en 17 de los 24 tramos disponibles. .

Entre las ganadoras de la subasta destaca la transportista francesa Engie, que obtuvo 7.1% de la subasta, junto con la siderúrgica ArcelorMittal que se quedó con 6.9%, además de la filial nacional de la holandesa Shell, que obtuvo 6.3% del volumen total asignado.

Otras usuarias como Grupo Alpha, Peñoles, Vitro, Infra y CYDSA, junto con transportistas y distribuidores con presencia nacional como Macquarie, Gas del Litoral y Ecogas, lograron entre 4.6% y 0.5% de la capacidad.

Siete tramos quedaron desiertos

Ganadores desdeñan gas nacional

El interés por transportar el gas importado y el desdén hacia el gas nacional por parte de usuarios, distribuidores y transportistas, incluidos Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) relució en la primera temporada abierta de asignación de 36% de la capacidad del Sistema Nacional en el que siete de 15 tramos para gas nacional no recibieron ofertas, mientras que los nueve sistemas de importación sumaron interés de 37 contratistas.

Sólo el ducto de Los Ramones, que trae el gas desde el sur de Texas hasta el centro del país, logró que 16 usuarios apartaran capacidad para traer el combustible. Firmas como AcerlorMittal, BP, Alpha, Vitro, Shell, Gas del Litoral y CFE Energía, consiguieron ofertas para 1 millón 117,397 gigajoules diarios, que son 17% del volumen puesto a concurso. De la capacidad asignada, Pemex Transformación Industrial (TRI) se quedó con 47 por ciento.

Además fue asignado el resto de los sistemas de importación y si bien Pemex TRI se quedó con capacidades de entre 54% y 81% de lo adjudicado, otras firmas mostraron su apetito mediante ofertas, tal como Engie, que se quedó con 100% de la capacidad adjudicada en el tramo de importación Tetco de Reynosa; Industrias de Hule Galgo, que obtuvo 98% de lo otorgado en El Castillo para importación de gas licuado desde Manzanillo, y Compañía Mexicana de Gas, que se quedó con 78% de la capacidad disponible en el tramo fronterizo Energy Transfer. De los ocho tramos para transporte de gas nacional en que se asignó capacidad, en siete de ellos Pemex TRI se quedó con la mayor parte.

kgarcia@eleconomista.com.mx