La petrolera estatal mexicana Pemex dijo que tiene una meta de producción de petróleo de 2.7 millones de barriles por día (bpd) para el 2012, arriba de su promedio actual de 2.6 millones de bpd.

México, uno de los principales proveedores de crudo a Estados Unidos, está batallando por mantener sus niveles de producción ante el declive en el rendimiento de su veterano yacimiento Cantarell.

Pemex, que está obligada a elaborar un plan de negocios de largo plazo tras una reforma aprobada en el 2008, dijo que la industria petrolera mexicana requeriría inversiones por 369,000 millones de pesos (29,000 millones de dólares) en promedio anualmente hasta el 2019.

El nivel de inversión promedio contemplado en el plan es muy superior a los 263,000 millones de pesos presupuestados por Pemex para este año. Gran parte del aumento está relacionado con los costos de construcción de una nueva refinería.

Está proyectado que los niveles de inversión lleguen a 443,000 millones de pesos en el 2012, para luego bajar a 338,000 millones de pesos en el 2015 antes de gradualmente elevarse a 359,000 millones hacia el 2019.

Se anticipa que la inversión de Pemex en sus unidades de producción de gas y crudo promedie unos 289,000 millones de pesos por 2019.

En el largo plazo, la empresa intenta elevar su rendimiento a 3.3 millones de bpd para el 2024.

Detalles del plan de negocios, que fue aprobado por el consejo de administración de Pemex el martes, fueron incluidos en una presentación colocada en la página en Internet de la empresa el jueves.

La presentación no mencionó cómo Pemex intentará alcanzar sus metas, pero reconoció que en el pasado la empresa ha batallado para mejorar su eficiencia.

Pemex también pretende impulsar que el gobierno recorte su pesada carga fiscal y mejore los precios para sus productos refinados en el mercado local, donde a menudo se venden con pérdidas.

RDS