Petróleos Mexicanos (Pemex) aumentaría en 21% a precios del 2022 su gasto en inversión física para la subsidiaria Exploración y Producción (PEP), ya que solicitó 364,000 millones de pesos al Congreso. Mientras tanto, Transformación Industrial tendría también para inversión física una reducción presupuestaria de 18%, aunque tanto Logística como el Corporativo de la empresa aumentarían en más del doble sus presupuestos, conforme a lo proyectado por la Secretaria de Hacienda la semana pasada.

El presupuesto total para inversión física, es decir, los proyectos productivos de la empresa del próximo año, sería de 382,236 millones de pesos, lo que representaría el 60% del gasto total de la estatal, que para el próximo año se planteó en 636,281 millones de pesos. El restante 40% sería utilizado para compromisos financieros como pago de deuda, además de gasto corriente y administración de la empresa. 

Y del presupuesto total de inversión física, 95% sería para actividades de exploración y producción de hidrocarburos, ya que el gobierno federal planteó como una de sus metas aumentar las reservas petroleras que por años han caído y en el caso de las probadas con 90% de probabilidad comercial se situaron en 7,985 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, al 1 de enero de este año, con lo que se redujeron 1% en comparación con el año anterior. 

“Para incrementar el nivel de las reservas de hidrocarburos, Pemex pretende invertir 362,926 millones de pesos en actividades de exploración y explotación de reservas, que permitirán la estabilización de la producción de petróleo crudo y de gas natural”, expuso Hacienda en la exposición de motivos del presupuesto. Entre los principales proyectos se encuentran Ku-Maloob-Zaap con una asignación para 2022 de 62,409 millones de pesos, Campo Ixachi con una asignación de 27,614 millones de pesos, Integral Complejo Antonio J. Bermúdez con 24,118 millones de pesos, CE Ek-Balam con 17,152 millones de pesos y Cantarell con una asignación de 14,291 millones de pesos, entre otros, lo que coadyuvará en el desarrollo de las actividades para mantener la plataforma de producción, según el mismo documento. 

Menos en transformación industrial

Sin embargo, el presupuesto para inversión física de la subsidiaria Transformación Industrial, incluso tras haber absorbido a la empresa Fertilizantes el año pasado, sería 18% inferior en precios reales del 2022 al de este año, según se ha planteado en el Proyecto de Presupuesto presentado la semana pasada al Congreso. El planteamiento al Congreso es de 9,926 millones de pesos de inversión física para esta subsidiaria en 2022, cuando a precios corrientes del próximo año, este año se pidieron 12,082 millones de pesos. 

Lo anterior, a pesar de que según el gobierno federal es prioridad dar mantenimiento a la capacidad de las seis refinerías del país, y que la Secretaría de Energía anunció al inicio de la actual administración que llegaría a 90% de uso de la capacidad instalada, o sea 1.476 millones de barriles diarios de crudo, capacidad que al último reporte del mes de julio se encuentra en 636,895 barriles por día, o sea, a 38% de su capacidad. 

En inversión física para Logística, se solicitaron 7,456 millones de pesos, lo que en términos reales implicaría un aumento de 125% en comparación con este año, mientras que, para el Corporativo de la empresa, y también en el rubro de inversión física, el requerimiento es de 854 millones de pesos. 

karol.garcia@eleconomista.mx