El presidente de la (Canirac) de la Ciudad de México, Marco Antonio Buendía González, estimó que el partido entre México y Alemania hizo que las ventas se incrementaran hasta 20% en los restaurantes de la capital mexicana. 

Consideró que la víspera, la llegada de aficionados a diferentes establecimientos fue buena, pese al horario del partido debut de las selecciones mexicana y alemana en el Mundial Rusia 2018.

Por ello, aquellos restaurantes capitalinos que madrugaron para ofrecer desayunos, principalmente, fueron los ganadores en esa derrama económica, comentó el presidente de Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

Las calles de la Ciudad de México se vistieron de tricolor y vibraron al ritmo de una fiesta desde antes de sonar el silbato del arranque del partido en el Estado Olímpico Luzhniki, donde la Selección Mexicana ganó por la mínima diferencia al conjunto teutón.

“Es claro que la afición mexicana madruga y acompaña a su selección, sin importar donde sea la reunión con los familiares y amigos”, abundó.

Buendía González confió en que las ventas sigan con ese 20% adicional para la industria restaurantera en los siguientes encuentros que tenga el equipo mexicano con Corea del Sur y Suecia.