La firma del pacto de Estabilidad Fiscal parece estar lejana , y es que al interior del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) algunos organismos empresariales argumentan que aún falta por resolver muchos pendientes que dejó la reforma hacendaria, entre ellos, una mayor carga tributaria que impacta ya en los precios; mientras, otros aseguran que será en dos semanas cuando haya acuerdo.

La Secretaría de Hacienda planteó como prioridad signar el pacto antes de que concluya febrero, para ello se han realizado cuatro reuniones con sus respectivos borradores de propuestas; sin embargo, la demanda primordial del sector empresarial es buscar un análisis de los impactos que tenga la reforma conforme transcurre el año, sobre todo en los gravámenes como el IVA en la frontera, deducibilidad y régimen de incorporación fiscal, así como IEPS, y si es el caso hacer los cambios que sean necesarios, antes de firmar el pacto.

Sigue en redacción lo del pacto, se sigue analizando y evaluando cómo poder concretarlo, pues hay por un lado gentes (de organismos empresariales) que tienen mucho interés en que haya un pacto y hay otros que sienten que no sea el camino que se deba llevar, porque sienten que la reforma no cumplió con todo lo que se requiere para la primera inversión, crecimiento, productividad, formalidad. Estamos en ésas , informó Claudio X. González Laporte, presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, en entrevista.

Por separado, Vicente Yáñez, presidente de la ANTAD, comentó que el sector privado trabaja con las autoridades hacendarias con dos o tres borradores, pero hay un montón de temas pendientes… ya veremos, a ver si en algún momento hay algo en lo que pudiéramos estar de acuerdo .

¿Todavía no está definido el pacto?, se le cuestionó a Yáñez a su salida de la reunión del CCE.

-No, lo platicamos y discutimos, en su momento si resulta conveniente se dará, pero todavía falta mucho por verse.

[email protected]