La Cámara Nacional de Industriales de la Leche (Canilec) afirmó que las empresas agremiadas, entre ellas Lala, Danone, Philadelphia, Nochebuena, cumplieron con los ajustes en el etiquetados de los productos “en tiempo y forma”, por lo que las observaciones de la Secretaría de Economía para proceder a la suspensión de la venta cuenta con “imprecisiones o errores”.

El organismo al frente de Miguel Ángel García Paredes informó está comprometida con el fomento al desarrollo de toda la cadena de la industria láctea, así como con el cumplimiento irrestricto de todas las regulaciones emitidas por las autoridades competentes y con la transparencia y la protección a los derechos de los consumidores.  

Las empresas lácteas se reunirán uno a uno con las autoridades federales, tanto con la Secretaría de Economía como la Profeco, para agilizar la corrección de las observaciones realizadas, ya que “los señalamientos hechos a los productos se relacionan con información comercial plasmada en los empaques”.

Sostuvo que la  mayoría de las observaciones refieren a imprecisiones o errores en la forma de declarar el nombre o denominación del producto, los ingredientes, el país de origen, o la omisión en la etiqueta de algunos parámetros en el queso como la humedad, grasa y proteína.

“Tras la resolución emitida por la Secretaría de Economía de suspender inmediatamente la comercialización de ciertos productos lácteos, informamos que continuaremos trabajando con las autoridades y las empresas involucradas para aclarar la situación, documentar el debido cumplimiento de la normatividad vigente y, en su caso, agilizar la corrección de las observaciones realizadas”, planteó la Canilec, a través de un comunicado.

kg