México captó 4,333 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) en el primer trimestre del 2010, un alza anualizada de 8.5%, informó la Secretaría de Economía.

Por componentes, las nuevas inversiones sumaron 1,452 millones de dólares, un aumento de 58%; la reinversión de utilidades ascendió a 1,698 millones, un crecimiento de 37.6%, y las cuentas entre compañías alcanzaron 1,183 millones, un descenso de 35.6% a tasas anuales.

Una de las ramas económicas que mayores inversiones recibió en el primer cuarto del 2010 fue la automotriz, con 893 millones de dólares.

Ayuda repunte de EU

Alfredo Tsutsumi, director de AT Kearney en México, dijo que la reactivación del mercado estadounidense ha hecho que la economía mexicana vuelva a tomar brío , sobre todo en la cadena de valor de la industria automotriz.

Del total de las inversiones captadas en el primer trimestre: 1,851 millones se dirigieron al comercio; 1,501 millones, a las industrias manufactureras; 874 millones, a servicios financieros, y los 107 restantes, a otros sectores.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en México hay elevada dependencia al mercado estadounidense, dificultades para colocar la producción en mercados alternativos y una producción concentrada en automóviles de mayor tamaño para la exportación.

Gerardo Ruiz, secretario de Economía, proyectó que México captará entre 17,000 y 20,000 millones de dólares de IED en el 2010: Dependiendo cómo se vayan comportando los flujos financieros . El año pasado, obtuvo 12,522 millones, de acuerdo con la más reciente cifra revisada. El estimado por Ruiz es mayor a las proyecciones de la Secretaría de Economía de inicios del año, que pronosticaban entre 15,000 y 17,000 millones de dólares.

El que más invierte

De enero a marzo del año en curso, Estados Unidos se mantuvo como la principal fuente, al proveer 48.5% de los flujos de inversión; seguido de la Unión Europea, con 48%, y Canadá, con 3.3 por ciento. Entre los países europeos, sobresalieron Holanda y España, quienes aportaron 32.5 y 13.4% de la IED total.

Las nuevas inversiones se refieren al establecimiento de plantas de manufactura, oficinas y otras estructuras físicas relacionadas con una compañía.

Además de las nuevas inversiones, la IED está conformada por otros dos componentes: las cuentas entre compañías -las transacciones originadas por deudas entre empresas asociadas- y la reinversión de utilidades.

[email protected]