Mazda Motors en ningún momento ha sido presionada -por la administración de Donald Trump-para invertir en alianza con Toyota en Estados Unidos. La decisión del corporativo para construir una planta obedece a una estrategia de mercado para fortalecerse en América del Norte y crecer en ventas; por lo tanto, la fábrica en México seguirá operando sin cambios y sólida porque sus productos están destinados a otros mercados, afirmó Miguel Barbeyto, presidente de la automotriz japonesa.

El hecho de tener una planta ahí (EU) robustece la operación y crecimiento para Mazda en Norteamérica, pues la marca posee 1.7% de participación en el mercado estadounidense y busca posicionarse como una automotriz no de volumen sino como pionera en tecnología, porque ese es el principal mercado para la compañía en el mundo , aseveró Barbeyto a El Economista.

El responsable de Mazda en México sostuvo que la fábrica en nuestro país se queda firme con el ensamble del Mazda 2 (subcompacto) que se vende en Europa y Latinoamérica, el cual ha acelerado sus ventas, mientras que también se coloca en mercado mexicano.

En cuanto a su modelo Mazda 3 -unidad que se produce en Guanajuato-, el directivo reconoció que el segmento de este vehículo -el de los compactos- se ha achicado en los últimos meses respecto a las SUV, pues apenas crece 2%, de modo que Mazda ha bajado la disponibilidad porque va a lanzar el modelo 2018. Aunque reconoce que la tecnología de la japonesa hará la diferencia.

Mazda opera en México desde el 2014 con su planta en Salamanca, Guanajuato, la cual posee una capacidad máxima de producción de 250,000 vehículos. En el 2016 la japonesa produjo 190,000 unidades; para este año -dijo- no hay una cifra definida por los altibajos en la economía, porque depende del dinamismo de las exportaciones y el mercado interno que viene a la baja.

De enero a julio, Mazda acumula una caída de 5.1% en la producción de autos, al totalizar 87,140 unidades. Sin embargo, sus exportaciones se mantienen dinámicas, al presentar crecimiento de 12% y enviar 91,870 vehículos principalmente a Europa y Sudamérica.

El presidente de Mazda México insistió en que la apuesta es no ganar en volumen sino ser reconocido por una marca de valor sin ser premium.

Miguel Barbeyto destacó que a partir del 2018 el corporativo mantendrá una estrategia agresiva en los negocios, pues presentará el motor SKYACTIVE X, a base de gasolina, el cual dará 30% de rendimiento de combustible y menos contaminantes. Será un encendido a base de combustión, como opera el motor a diesel, pero sin usar bujías . Este proyecto saldrá en Japón y se irá colocando al resto de los países, explicó.

Para el 2019, la apuesta de Mazda es tener autos eléctricos, y para el 2020, vehículos autónomos con tecnología.

Comentó que Mazda es de las pocas marcas que no pertenecen a un conglomerado, pero no es el plan de Mazda, por lo pronto. Se hizo alianza con Toyota, y con las compras de acciones no quiere decir que Mazda tendrá trabajadores o máquinas de Toyota, las compañías siguen independientes y trabajarán sus propias estrategias de manufactura (en EU) , abundó Barbeyto.

Mazda revertirá tendencia negativa

Prevén crecimiento en ventas de 3% en México para este año

Al finalizar este año Mazda estima revertir su tendencia a la baja en el mercado mexicano y aumentar sus ventas de vehículos por arriba del promedio de la industria automotriz que se estima crezca 1.4 por ciento. Si todo marcha como queremos, vamos a tener crecimiento de 3% , aseguró Miguel Barbeyto, presidente de Mazda México.

De enero a julio del presente año, la marca japonesa ha comercializado 29,593 autos, que representa un crecimiento acumulado de 0.6% en México, con mejoría desde el mes de marzo, porque en el 2016 y los dos primeros meses del 2017 registró descensos continuos. En todo el año pasado se vendieron 54,855 unidades, esto es 4.4% menos con respecto del 2015.

Sin embargo, Mazda se recupera, durante un año nos quedamos sin disponibilidad de Mazda 2 por su éxito en la demanda interna y externa , hoy ya hay. En el 2016, había poca disponibilidad de CX3, la pequeña, hoy ya hay. Son los dos que dan incremento en las ventas. Y son los dos segmentos del mercado que más crecen en el país , acotó Barbeyto.

Entrevistado en sus oficinas, el presidente de Mazda México dijo que la venta al menudeo de Mazda 2 pasará de 100 a 400 o hasta 500 unidades al mes, porque hay demanda y tienen productos, porque hay clientes que se esperaron, o que compraron Mazda 3.

En tanto, de la SUV CX3 en el 2016 se vendían 700 camionetas y este año ya pasamos a 1,200 al mes, agregó.

Durante los primeros siete meses de este año ya vamos arriba en 1% en volumen de ventas. La industria está creciendo ya 1.4% , comentó.

Mazda mantiene su participación de mercado de 3.4% en el país.

lgonzalez@eleconomista.com.mx