Al margen de que las negociaciones comerciales en materia automotriz sean exitosas entre México y Brasil, los industriales del país no están dispuestos a ampliar el acuerdo con esa nación, puesto que es una economía proteccionista, en la cual habría muchas pérdidas.

La Canacintra no va al TLC con Brasil y está muy claro, sólo los sectores que quieren negociar bajo un acuerdo automotriz, químico y Tecnologías de la Información, los demás dijeron que no quieren participar y queda muy puntual. La (industria) automotriz está trabajando con sus filiales porque México ha ganado mercado de 13.5% en esa nación, cosa que no ve con buenos ojos Brasil , estableció su presidente Sergio Cervantes Rodiles.

Y es que la intención de Brasil es abrir el mercado mexicano en otros sectores, porque se enfrenta a un déficit comercial ante la excesiva valorización del real y crecientes importaciones baratas que dañan su balanza comercial.

Pero, si nos ponen arancel a partir del próximo año a las exportaciones mexicanas de vehículos, indicó el líder de los industriales, entonces México tiene que responder de la misma forma, aplicando la ley espejo a sus productos.

Debido a la importancia bilateral del ACE 55 (Acuerdo de Complementación Económica entre México y Brasil, en materia automotriz), el gobierno mexicano no buscará renegociarlo.

De acuerdo con el país sudamericano existe un creciente déficit en el comercio de vehículos ligeros con nuestro país durante los últimos dos años, situación que contrasta con el notable superávit que tuvo Brasil durante los primeros seis años del acuerdo.

Cervantes agregó que entre las ramas afectadas por un acuerdo comercial con Brasil están: bienes de capital, metalmecánico, el mueblero, vinos y licores, entre otros.

[email protected]