Mientras que el nivel socioeconómico bajo utiliza al canal tradicional como su principal medio de compra, el nivel socioeconómico alto elige al canal moderno (hiper y supermercados) para realizar sus compras, reveló Kantar Worldpanel México.

De acuerdo con el estudio Hábitos de compra según nivel socioeconómico elaborado por la consultora de mercados, la principal diferencia entre los distintos niveles socioeconómicos en México radica en la forma de comprar, pues los niveles bajos van 265 veces de compra en un año, con tickets de 70 pesos.

NOTICIA: Refrescarse, un lujo del que no prescinden mexicanos

Prácticamente la mitad de sus compras las realizan en el canal tradicional, es decir 48% de su gasto lo dejan en las tienditas, seguido de 16% en autoservicios pero de formato bodega y un 8% lo compran desde la puerta de su casa, ya sea por catálogo o los diversos productos que se venden de puerta en puerta, que van desde los garrafones de agua hasta productos de limpieza a granel , explicó la consultora.

En cambio, los niveles altos van 237 veces de compra al año, es decir, 28 veces menos que los niveles bajos, pero con tickets más altos de 97 pesos y con carritos más llenos, esto relacionado con sus principales canales de compra, pues se prestan para llevar más productos, ya que el 52% de su gasto es en el canal moderno siendo los hiper y supermercados los principales. Destacan también sus compras en tiendas club así como en conveniencia.

NOTICIA: En la cuesta de enero, gasto de hogares vuelve a lo básico: KWP

Esta diferencia de los canales donde compran también influyen en lo que gastan, mientras los niveles bajos tienen un menor desembolso, compran formatos más pequeños, que a la larga salen más caros que a los niveles altos que adquieren tamaños más grandes en canales modernos , explicó Kantar.

Con base en una canasta de 75 categorías, la consultora encontró que un hogar promedio en un año adquiere productos de 52 de ellas, el nivel alto lleva 54 mientras que los niveles más humildes adquieren artículos de 50 categorías.

NOTICIA: Ventas comparables: una variable importante para analizar acciones

Los hogares de niveles altos llevan una mayor cantidad de barras de cereal, agua mineral, helados y paletas, crema para café, pan empacado, mantequillas, bebidas isotónicas, toallas de papel, acondicionadores y limpiadores. En cambio, los niveles bajos compran mayor cantidad de pañales, jabón de barra, pasta para sopa, cloro, salsas botaneras, aceite, agua embotellada, modeladores, postres en polvo, botanas y bebidas en polvo ,

Por el contrario, categorías que están presentes en todos los hogares son: tortillas, la leche líquida, el papel higiénico, detergente para ropa, aceites y antiadherentes, refrescos y galletas.

karina.hernandez@eleconomista.mx