La plataforma de video por streaming Netflix anunció que comenzará a recaudar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) de sus usuarios a partir del próximo 7 de junio, como lo ordena la Ley de Ingresos para el año 2020. Con esta medida, los precios de los diferentes paquetes de la plataforma subirán el 16% que corresponde a este impuesto.

En una notificación dirigida a sus suscriptores, la compañía detalló que a partir del 7 de junio del 2020, sus tarifas inlcuirán un impuesto al valor agregado (IVA) de 16 por ciento. 

Aumento de precios de los planes de Netflix

  • Plan Básico: Un dispositivo en calidad estándar.  Sube de 129 a 139 pesos.
  • Plan Estándar: Dos dispositivos en calidad HD. Sube de 169 a 196 pesos.
  • Plan Premium: Cuatro dispositivos en calidad UHD. Sube de 229 a 266 pesos.

El aumento en los precios de los paquetes de Netflix responde a la obligación contenida en el capítulo III bis del decreto de reforma a la Ley del IVA que forma parte de  la Ley de Ingresos 2020, con la que se busca que las plataformas que ofrecen servicios digitales recauden el IVA por los servicios que ofrecen y que entra en vigor el próximo 1 de julio. 

Por esta razón, el IVA recaudado por Netflix no debe confundirse con el llamado impuesto digital, que supone el cobro del impuesto sobre la renta a los servicios digitales o la creación de un impuesto especial para este tipo de servicios y que se encuentra a discusión entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con claras diferencias entre los países europeos y Estados Unidos. 

Además de la obligación de recaudar el IVA de sus usuarios, tanto Netflix, como otras empresas que ofrecen servicios digitales, deben cumplir con otros requisitos fiscales como inscribirse en el Registro Federal de Contribuyentes ante el SAT, llevar un registro de los receptores de sus servicios ubicados en el territorio nacional, proporcionar mensualmente al SAT el número de operaciones realizadas con receptores ubicados en territorio nacional, clasificado por tipo de servicios y su precio y designar ante el SAT un representante legal y un domicilio para efectos de notificación y vigilancia del cumplimiento de las obligaciones. 

Aquellas plataformas que funcionan como intermediarios entre el proveedor de un servicio y un usuario final, como es el caso de las tiendas de comercio electrónico (Mercado Libre y Amazon), las plataformas de renta de inmuebles (AirBnb) o las de transporte (Uber) también deberán recaudar el Impuesto sobre la Renta (ISR) generado por los proveedores de estos servicios de acuerdo con la tasa establecida en la regulación.

Apenas hace unas semanas, algunas empresas de comercio electrónico como Mercado Libre y Canasta Rosa instaron a la Secretaría de Hacienda a retrasar la entrada en vigor del cobro de estos impuestos a partir de la contingencia sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19.

[email protected]