La tecnología digital abarca ahora a todos los sectores y a todas las disciplinas. Forma parte de nuestra vida cotidiana y hasta de nuestra intimidad.

Tecnologías emergentes como la Inteligencia Artificial (IA), el Internet de las Cosas (IoT), el cómputo en la nube, el blockchain están, en muchos de los casos, en un estado incipiente de su desarrollo. Sin embargo, la década de los 20 del siglo XXI representará un punto de inflexión en el impacto que tendrán estas tecnologías en todo el mundo.

Éstas son cinco predicciones relacionada con la industria tecnológica rumbo al 2020:

1. Impuestos digitales

En el 2020 entra el vigor en México la oficialización del cobro a los usuarios de plataformas digitales como Uber, AirBnB, Mercado Libre y Amazon. En este 2019, las autoridades fiscales mexicanas presentaron una propuesta dentro del Paquete Económico 2020 para que se retenga un porcentaje del ISR sobre las ganancias de los vendedores, repartidores, arrendadores y otros usuarios que ofrecen sus servicios a través de las plataformas digitales.

A partir del 1 de junio del 2020, las plataformas digitales deberán efectuar la retención de entre 0.4 y 10% del Impuesto sobre la Renta a las ganancias que obtengan sus repartidores, vendedores y arrendadores dependiendo la actividad que realicen.

El 2020 también será decisivo en términos fiscales para las tecnológicas, entre las que también entran Facebook y Google. En octubre pasado, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) presentó una propuesta para gravar a empresas tecnológicas que no tributan en aquellos países en los que ofrecen sus servicios. La OCDE organizó una reunión en enero del 2020 para discutir esta reforma a la tributación a nivel global, pero se espera que se llegue un acuerdo hacia finales del año próximo.

2. Desencanto

El entusiasmo hacia tecnologías emergentes, como la Inteligencia Artificial, el Internet de las Cosas, las redes 5G y el blockchain ha prevalecido durante años recientes. De acuerdo con la organización dedicada a la formación de capacidades entre los profesionales de las Tecnologías de la Información CompTIA, este entusiasmo ha sido positivo en términos operativos debido a que ha ayudado a muchas empresas a acelerar la adopción de este tipo de tecnologías.   

Sin embargo, para CompTIA, a nivel de estrategia, este entusiasmo ha contribuido a generar caos en la adopción tecnológica. “Sin la oportunidad de esperar y ver qué tecnologías demuestran su valía, las empresas se han visto enfrentadas a un grupo de opciones, una situación que exacerba la falta de recursos y las brechas de habilidades”, refirió la organización en el reporte Perspectivas de la Industria de TI 2020.

CompTIA advierte que. a partir de los datos de sus usuarios, la curva de adopción tecnológica será bastante lenta a partir del 2020 respecto de varias tecnologías emergentes. Solo el Internet de las Cosas y la Inteligencia Artificial comenzarán a alcanzar una masa crítica que detone su adopción entre distintos tipos de sectores. Sin embargo, otras herramientas tecnológicas como el desarrollo de redes 5G, el blockchain, el uso de drones, realidades inmersivas o el cómputo cuántico empezarán a generar una sensación de desencanto entre sus potenciales usuarios por la incipiente adopción que hasta ahora han tenido.

3. Salidas a Bolsa

Aunque el 2019 fue un año en el que muchas compañías tecnológicas salieron a bolsa en los mercados globales, para la consultoría CB INsights el 2020 será un año más intenso en lo que respecta a la colocación de acciones en los mercados bursátiles. Uber, Lyft y Pinterest se cuentan entre las empresas que este año decidieron convertirse en empresas públicas.

El desempeño de los papeles de algunas de estas empresas, sobre todo de Uber y Lyft, no ha sido el esperado por los inversionistas, quienes han castigado las acciones de estas compañías. Pese a esto, muchas tecnológicas buscan entrar a los mercados bursátiles en el 2020. De acuerdo con CB Insights, entre las empresas de tecnología de las que se espera que realicen su Oferta Pública Inicial (OPI) de acciones se encuentran: la plataforma de renta de inmuebles AirBnB, el motor de desarrollo de videojuegos Unity, la fintech de información crediticia Kredit Karma, la plataforma de comercio electrónico Wish y el software de almacenamiento de datos en la nube Snowflake, entre al menos otras 20 compañías.

4. Hiperautomatización

Así como la automatización utiliza la tecnología para que aquellas tareas que antes eran manuales y físicas ahora se realicen de forma automática, la hiperautomatización aplica la Inteligencia Artificial y el aprendizaje automatizado con el fin de sofisticar y acrecentar las capacidades de cualquier proceso.

Para la consultora especializada en Tecnologías de la Información Gartner, el 2020 será el año de la hiperautomatización.

Según Gartner, la hiperautomatización abarca a una gama de herramientas que pueden automatizarse, pero también se refiere a la sofisticación de la automatización, es decir que las personas puedan, a través de tecnologías avanzadas como la IA, analizar, diseñar, medir y evaluar cada fragmento de un proceso que haya sido previamente automatizado.

Por esta razón, la consultoría prevé que hacia el 2020 haya un crecimiento importante de los llamados gemelos digitales, que son reproducciones virtuales de herramientas y procesos que sirven ya sea para monitorear su desempeño o para evaluar cualquier falla. Esto, asegura Gartner, permitirá a las organizaciones visualizar de manera sencilla como interactúan las funciones, los procesos y los indicadores de rendimiento, que son claves para generar valor.

5. La Inteligencia Artificial devora el mundo 

Si la década entre el 2010 y el 2020 fue en la que el cómputo en la nube destruyó las barreras antes existentes para el desarrollo de software y su distribución, al mismo tiempo que los dispositivos móviles ampliaron el alcance de estos programas computacionales, la década entre el 2020 y el 2030 será en la que la Inteligencia Artificial se coma al mundo.

De acuerdo con CompTIA, el despliegue de la capacidad de cómputo y el alcance que ofrecen la nube y los dispositivos móviles ha generado la necesidad de procesar de forma automática los datos que se recopilan. “Con una base de rutinas basadas en software y los recursos informáticos para ejecutar algoritmos avanzados de manera amplia, la IA puede llevar el software al siguiente nivel”, refirió.

La organización advierte que para que esto se logre es necesario que las herramientas de Inteligencia Artificial cuenten con modelos de supervisión que sean radicalmente diferentes que los modelos de software previos, esto para evitar sesgos tanto en la programación de los algoritmos como en la recopilación de los datos.

¿Qué es CompTIA?

CompTIA es una asociación de comercio sin fines de lucro, que sirve como la voz de la industria de la tecnología de la información. Mediante certificaciones profesionales, programas educativos, investigación, eventos de red, filantropía y promoción de políticas públicas, CompTIA está dedicado a ayudar al progreso de la industria de TI.

Por más de 20 años, CompTIA desarrolló exámenes de capacitación y certificación para soporte de computación, redes, seguridad, desarrollo de fuente abierta (Linux), nube y movilidad.

[email protected]

kg