Tres trabajadores murieron debido a derrumbes en dos minas de metales preciosos en el estado de Chihuahua, en el norte de México, informó este viernes la fiscalía estatal.

El primer accidente ocurrió la tarde del jueves en la mina subterránea Guadalupe, parte del complejo minero Palmarejo, localizada en el suroeste del estado y que es propiedad de la empresa Coeur Mining, que cotiza en la bolsa de Nueva York.

Ahí fallecieron dos hombres que ya "fueron identificados por sus familiares" como de 25 y 29 años, indicó la fiscalía en un comunicado.

El rescate de los cadáveres empezó poco después del accidente y se prolongó hasta la mañana del viernes con el apoyo de peritos y agentes del ministerio público.

"Las personas fallecidas (...) laboraban en el lugar del percance y radicaban en el municipio de Guazapares", precisó la fiscalía.

Coeur Mining dijo a través de su filial en México que las dos víctimas "trabajaban en una mina subterránea cuando de manera repentina, cayeron a un hueco luego de colapsarse el piso del área en el que estaban".

Los dos hombres fueron arrastrados "hacia abajo, aproximadamente 15 metros, causando la muerte inmediata de ambos", añadió la empresa, que hasta el momento desconoce las causas que originaron el derrumbe, pero aseguró que ya se están haciendo las investigaciones.

Por otro lado, en la mina Granadeña del municipio San Francisco del Oro, en el extremo sur de Chihuahua, se registró otro accidente fatal, informó la fiscalía.

En este percance murió un empleado que colocó un explosivo que se activó de manera adelantada. El trabajador murió al instante.

El 22 de agosto, más de un centenar de pobladores bloquearon la vía de acceso a la mina Guadalupe, argumentando el incumplimiento de compromisos laborales.

El complejo de oro y plata Palmarejo cuenta con 878 empleados y está compuesto por la mina del mismo nombre e instalaciones de procesamiento, dos minas subterráneas, entre ellas Guadalupe, y otros depósitos y objetivos de exploración, según datos del sitio web de Coeur Mining.