Movistar, la empresa de telefonía móvil de Telefónica de Argentina encendió las primeras antenas con tecnología de cuarta generación (4G), a dos semanas de anunciada la adjudicación de las bandas, anunció este miércoles la firma en un comunicado.

La compañía puso en funcionamiento en la ciudad de Buenos Aires las primeras radiobases, parte "de una red que unirá todo el país", señaló el comunicado.

La firma de telefonía móvil estimó que todas las grandes ciudades del país sudamericano contarán con soportes para tecnología 4G para finales del 2015, lo que estaba estipulado en el pliego de licitación del espectro.

Ante el mal funcionamiento de las telecomunicaciones y la saturación de las redes de telefonía móvil, el gobierno de Cristina Fernández lanzó en septiembre una licitación para otorgar bandas en la frecuencia 4G.

Estas bandas, con prestación más rápida y eficaz, son destinadas a servicios de comunicaciones personales, radiocomunicaciones y comunicaciones móviles avanzadas, dijo el gobierno.

Las frecuencias fueron adjudicadas el 2 de diciembre a Movistar de la española Telefónica, a Claro del mexicano América Móvil, Personal de Telecom Argentina (capitales italianos) y a la argentina Airlink.

El martes, Movistar abonó 209,143,790 dólares de los 3,636 millones de dólares que ofertó por las frecuencias adquiridas, informó la secretaría de Comunicaciones.

"La llegada de 4G marcará un hito muy importante en la forma de conectarse de los argentinos", en momentos en que la capacidad del servicio de telefonía móvil está saturada, dijo el miércoles José Luis Rodríguez Zarco, del Grupo Telefónica.

La empresa con 26 millones de clientes tiene previsto invertir en el 2015 unos 8,500 millones de pesos (992 millones de dólares) destinados a ampliar la infraestructura para conectividad fija y móvil, señaló el comunicado.

Según el parte, en 24 años de presencia en Argentina desde la privatización del servicio de telefonía fija en 1990, el Grupo Telefónica acumuló una inversión de 33,000 millones de pesos (3,855 millones de dólares), de los cuales el 60% en la última década.

abr