La crisis social que estalló el 18 de octubre estaría generando los primeros cambios de conducta respecto a lo que de consumo se trata. Según una encuesta de la firma Bare International, 52% de los chilenos ha disminuido su gasto personal desde el 18 de octubre y sólo 29% lo ha aumentado. Esto, previo al inicio de la temporada navideña y de las vacaciones de verano.

Según las cifras de Bare International, quienes más han disminuido dichos gastos son jóvenes entre 18 y 24 años, mientras que el grupo que lo ha aumentado se concentra entre los mayores de 65 años y más (80 por ciento). Respecto a nivel de ingreso, quienes más se han preocupado por disminuir estos gastos, son quienes ganan entre 1 millón y 1.5 millones de pesos chilenos (entre unos 25,000 y 37,500 pesos mexicanos).

Ante la inminente llegada de la temporada de Navidad, fecha que gran parte del comercio considera como la más importante del año debido al alto consumo que se produce, según la encuesta muy pocas personas tienen previsto cambiar la cantidad que utilizará en la celebración de Navidad. Es así como el estudio muestra que 70% no cambiará lo destinado a esta fecha, 21% incluso lo aumentará y sólo 9% lo disminuirá”.

El 1% adelantó sus compras, mientras que 61% comienza a priorizar los ítems más importantes. El 29% reduce sus gastos de manera general para comprar las cosas necesarias para celebrar navidad adecuadamente. Tan sólo 9% recurre a créditos. Sobre cuánto gastarán, 11% tiene contemplado más de 200,000 pesos chilenos (unos 4,900 pesos mexicanos) y la gran mayoría (39%), menos de 50,000 pesos chilenos (unos 1,250 pesos mexicanos). El 39% entre 50,000 y 100,000 pesos chilenos (entre 1,250 y 2,500 pesos mexicanos).

La variación más importante se producirá en vacaciones ya que, tras el estallido social, hay un gran porcentaje que disminuirá lo invertido en este evento.