Compañía Minera Cuzcatlán (CMC) abonó en tiempo 660 millones de pesos por el total de impuestos federales y correspondientes al ejercicio anual de 2020.

El pago provino de una tasa efectiva de impuestos al sector minero del 45%, y “es una muestra más del apego estricto a la legalidad y a los mecanismos gubernamentales que impulsan el desarrollo socioeconómico del país”, dijo la empresa en un comunicado.

Compañía Minera Cuzcatlán opera la mina San José, en San José del Progreso, Oaxaca, la cual emplea a más de 1,100 personas, de los cuales más del 75% son originarios del territorio oaxaqueño.

La empresa realiza sus operaciones bajo un principio de convivencia que busca el progreso y desarrollo de los diversos pueblos vecinos.

“Por el cumplimiento de sus obligaciones fiscales y otros factores de su operación, CMC se ha consolidado como un aliado en la generación de empleos bien remunerados y estables, así como en una pieza medular en el desarrollo de empresas locales y en un actor que influye positivamente sobre la economía regional”.

La Compañía también invierte en diferentes iniciativas que abarcan dimensiones sociales como educación, cultura, salud (incluyendo Covid-19), nutrición, infraestructura y proyectos productivos, indicó.