Los gobiernos de México y Estados Unidos iniciaron consultas formales sobre la interpretación de las reglas origen automotrices en el marco del acuerdo comercial  T-MEC, dijo este martes la secretaria de economía, Tatiana Clouthier.

En agosto, las autoridades mexicanos pidieron a las estadounidenses comenzar ese proceso debido a lo que consideran una aplicación más estricta de estas reglas a los productores de vehículos y, por tanto, incompatibles con lo acordado en el T-MEC.

Más tarde, Canadá se sumó a la solicitud de México, que representa la primera etapa no contenciosa del mecanismo de solución de controversias Estado-Estado previsto en el Capítulo 31 del T-MEC. Las consultas debían celebrarse a más tardar el pasado 20 de septiembre.

"Con Canadá efectivamente estamos caminando de la mano en este tema, estamos en el proceso propio de la consulta y estamos armando (...) el caso para las propias consultas", señaló Clouthier en videoconferencia desde Sorrento, Italia, al ser consultada sobre el estatus del proceso.

Si pasados 75 días después de la presentación de la petición las partes no logran resolver la disputa, México podría solicitar el establecimiento de un panel para dirimir la controversia.