El presidente de Andrés Manuel López Obrador dijo el jueves que espera alcanzar pronto un acuerdo sobre la interpretación estadounidense de las reglas de origen automotrices en el tratado comercial de Norteamérica para evitar recurrir a un panel a fin de dirimir las diferencias.

Hace un par de semanas, México pidió a Estados Unidos realizar consultas formales sobre la interpretación y aplicación de dichas reglas a productores de vehículos, más estrictas e incompatibles con lo acordado en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El gobierno mexicano y el estadounidense tienen un plazo de 75 días para solucionar la controversia durante esta etapa y, en caso de no llegar a un acuerdo mutuamente satisfactorio, México podrá solicitar el establecimiento de un panel de expertos independientes para que decida sobre el asunto.

"Se está buscando llegar a un acuerdo (...) No queremos llegar a un panel internacional, son las salidas que se tienen como opción cuando hay estas controversias en el tratado, pero no creo que se vaya a llegar hasta allá", dijo López Obrador cuando fue consultado en su conferencia de prensa diaria.

Días después de que el gobierno de López Obrador pidió iniciar consultas formales a Estados Unidos sobre el tema en el marco del T-MEC, el tercer socio del pacto comercial, Canadá, se sumó a México a la solicitud.

Para que un vehículo sea considerado originario de América del Norte y no pague aranceles deberá cumplir con un Valor de Contenido Regional (VCR) de 75 por ciento. El mismo porcentaje aplicará para las partes esenciales a partir del 1 de julio de 2023, según el remozado pacto comercial de poco más de un año.

México y Canadá buscan que, tal como quedó definido en el tratado y sus reglamentaciones uniformes, la metodología que se permite para calcular el VCR de las partes esenciales pueda usarse al estimar el VCR del vehículo.