El Gobierno mexicano asignó el miércoles tres de los cinco ingenios azucareros que ofreció en una nueva subasta, en medio de un largo proceso que busca culminar la venta de estas fábricas que fueron nacionalizadas hace más de una década.

Los ingenios que se volvieron a privatizar fueron Plan de San Luis, en el estado San Luis Potosí, y El Modelo y la Providencia, ambos en Veracruz, con costas en el Golfo de México y el principal estado productor de azúcar en el país.

NOTICIA: Reanudarán esta semana la licitación de ingenios azucareros

Plan de San Luis fue vendido a Promotora Industrial Azucarera en 1,653 millones de pesos (97.29 millones de dólares), mientras que El Modelo se adjudicó a Ingenio San Sebastián por 1,165 millones de pesos (68.50 millones de dólares).

NOTICIA: Cofece inicia proceso contra azucareros

La Providencia se lo llevó Beta San Miguel, uno de los grupos azucareros más grandes del país, en 738 millones de pesos (43.4 millones de dólares). Beta adquirió dos ingenios en el central estado Morelos en una primera subasta en junio: Casasano y Emiliano Zapata en 1,308 millones de pesos.

NOTICIA: Sagarpa invertirá 2,200 mdp en adquirir seguros

Los dos ingenios que no fueron vendidos, El Potrero y San Miguelito, serán subastados en el futuro. Mientras tanto, seguirán siendo administrados por el fideicomiso gubernamental FEESA.

Los tres ingenios vendidos el miércoles, así como los cuatro adjudicados en junio y El Potrero y San Miguelito pasaron a manos del Estado tras la nacionalización de 27 ingenios en 2001 por problemas financieros.

mac