El gobierno de México suspendió cinco permisos a la gigante Trafigura para importar gasolinas y turbosina, entre otros productos, reveló un documento de la Secretaría de Energía.

Según un informe publicado la noche del lunes, la dependencia suspendió a la firma, una de las mayores comercializadoras de materias primas en el mundo, cuatro contratos que están "en proceso de revocación" y uno en "procedimiento de caducidad".

La Secretaría de Energía no explicó las razones por las cuáles tomó la medida contra Trafigura. No fue posible de inmediato tener un comentario de la dependencia gubernamental ni de la firma.

Las suspensiones se dan en medio de un endurecimiento de las reglas contra empresas extranjeras y privadas en el sector energético y de una política abierta del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para favorecer a las compañías estatales, la petrolera Pemex y la generadora de electricidad CFE.

Todos los permisos de Trafigura suspendidos habían sido otorgados a finales del 2018, poco antes de que asumiera el poder el presidente López Obrador, y tenían vigencia hasta el 2038, de acuerdo a la lista previa de la Sener.

Reuters había reportado en julio que el brazo comercial de la petrolera estatal mexicana Pemex había suspendido temporalmente nuevos negocios con Trafigura, que enfrenta un escrutinio global por presunta corrupción.

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) ha cancelado más de 100 permisos de comercialización de petrolíferos, gas y otros productos, entre ellos uno de la petrolera Shell y otro del grupo español Iberdrola, alegando falta de actividad durante un año.

Por su parte, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) anunció a finales de julio la suspensión de 82 empresas del padrón de importadores, entre ellas filiales de la española Repsol, del operador ferroviario estadounidense Kansas City Southern (KCS) y del conglomerado Grupo México, alegando que no cumplían con los requisitos para permanecer en él.