De enero a septiembre del 2020 el superávit de la balanza agroalimentaria de México creció 38.4% y tocó un nivel récord de 9,702 millones de dólares, de acuerdo con datos del Banco de México.

El saldo a favor de México se consiguió gracias a un mayor dinamismo de las exportaciones, pero también a la debilidad de las importaciones. Las ventas externas de productos alimenticios mexicanos crecieron 3.9% a 29,323 millones de dólares, mientras que las compras de productos importados cayeron 7.5% a 19,621 millones de dólares.

El comercio total de productos agroalimentarios entre México y el resto del mundo ascendió así a 48,944 millones de dólares, de los cuales el 60% corresponden a las ventas realizadas por nuestro país.

En medio de la pandemia por el Covid-19, las actividades del sector agroalimentario mexicano se encuentran entre las pocas ramas del Producto Interno Bruto (PIB) nacional que muestran crecimiento.

De acuerdo con la última estimación oportuna del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el tercer trimestre el PIB del sector primario (agricultura, ganadería, silvicultura y pesca) creció 7.4% anual, mientras que el del sector secundario se contrajo 8.9% y el del sector servicios lo hizo 8.8 por ciento.

El sector agroalimentario aportó 10% del total de exportaciones del país entre enero y septiembre de este año, que ascendieron a 294,242 millones de dólares (14.4% menos respecto a la cifra del mismo período del 2019).

En materia de comercio exterior, el 2020 será el sexto año consecutivo en el que México tenga un superávit en su balanza agroalimentaria. Antes del 2015, el país había registrado un déficit comercial agroalimentario crónico, con saldos negativos ininterrumpidos desde 1993 –año más antiguo con información homologada disponible.

Tan solo en lo que corresponde al subsector agropecuario, las ventas externas registraron un valor de 13,862 millones de dólares, cifra superior en 5.33% respecto del año previo, con un saldo a favor en su balanza comercial por 4,608 millones de dólares, lo que significa un aumento anual de 35.2 por ciento.

Con respecto a las exportaciones agroindustriales, éstas subieron 2.7% a 15,461 millones de dólares, mientras que el superávit en este rubro se expandió 41.1% a 5,094 millones de dólares.

Los productos con mayor demanda internacional fueron cerveza, con ventas por 3,365 millones de dólares; aguacate (2,290 millones de dólares); tomate (1,931 millones); tequila y mezcal (1,710 millones); productos de panadería, (1,084 millones); pimiento (1,060 millones); fresa y frambuesa (953 millones); azúcar (680 millones); y carne de porcino (680 millones de dólares), entre los más importantes.

octavio.amador@eleconomista.mx